lunes , abril 23 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de El Viento se Levanta. La textura de los sueños

Crítica de El Viento se Levanta. La textura de los sueños

thewindrises

Hayao Miyazaki se despide con una emocionante reflexión sobre la necesidad de vivir la vida.

El viento como símbolo y metáfora de la vida. Mientras el viento siga haciendo girar el mundo, habrá la necesidad de vivir, de aprovechar al máximo nuestra estancia, tan frugal y tan efímera, en este mundo. O no es el viento una forma de sentir directamente la extrañeza de la vida. Y tendremos que hacer frente al dolor y a la pérdida, a la desesperación y a la soledad pero también al triunfo y a la victoria; a lograr acariciar los sueños y comprobar su textura con las manos.

Hayao Miyazaki se despide con El Viento se Levanta como lo hacen los sabios: con una ponderada y serena reflexión sobre lo que es vivir, sobre las dificultades y los sinsabores de la vida pero también estableciendo una hermosa reivindicación sobre los sueños como motor de nuestra existencia, sobre la ilusión como timón de los aires juguetones del destino.

En una de sus más inspiradas y poéticas cintas, Miyazaki nos ofrece en El Viento se levanta un auténtico compedio de lo que ha sido su estudio y su forma de pergeñar grandes películas y pequeñas joyas fílmicas. La inventiva, la originalidad, la libertad artística que la animación nunca había explorado y aprovechado tanto, el preciosismo en la textura cromática, la composición de auténticos lienzos cinematográficos, la más absoluta creatividad argumental.

Y, sobre todo, el veterano cineasta nos insiste, entre sus hermosas imágenes del hombre que lucha por volar sobre la maravillosa música del maestro Hisaishi, que no perdamos el tiempo ni nos desanimemos, que la vida es así, que los vientos vienen y van y que tal como nos trajeron, nos llevarán. Ya lo dijo Abbas Kiarostami.

Lo mejor: Que está entre lo mejor del 2014

Lo peor: Que sea un “the end”

Acerca de Juan Pablo Beas

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario