martes , septiembre 25 2018
Home / Especiales / El Gurú de las Bodas. Entrevista a Josh Gad, Kevin Hart, Dani Martínez y Flo

El Gurú de las Bodas. Entrevista a Josh Gad, Kevin Hart, Dani Martínez y Flo

Crónica de una entrevista con dos pesos pesados del humor y otros dos cómicos de mucha importancia pero sin sobrepeso.

Entrevista a Dani Martínez y Flo:

florentino-fernandez-el-guru-de-las-bodas

Seis periodistas entran en el cuarto de hotel. Dentro esperan dos cómicos españoles de esos a los que se pide fotos por la calle cuando uno se cruza con ellos. El primero algo pasado de peso y con Flo por nombre; el otro algo pasado de seguidores en Twitter, Dani Martínez. Según entran los reporteros, salen los responsables de la productora y todos toman asiento. En una mesa redonda en la que sobra un asiento cada uno tiene un bloc de notas – ni que ninguno fuera Capote – y en lugar de usarlos sacan los móviles. La nota más extraña la pone en realidad la grabadora camuflada entre tanto iPhone y derivados. Los cómicos están más que acostumbrados al público y a hablar, y en parte por ello es el mayor de los dos, Flo, quien se decide a preguntar:

¿quién empieza?

El entrevistado hace esa primera pregunta y de inmediato una de las periodistas se adelanta con tópicos: ¿qué os atrajo del proyecto? El gurú de las bodas es una película recomendable; divertida y entretenida, pero no se trata de la última cinta de Malick o la secuela de Interstellar: no hay preguntas trascendentales.

Por supuesto ambos cómicos responden con diligencia cada una de las cuestiones que se les plantea. En ocasiones se convierten en la pesadilla de cualquier transcriptor puesto que más de la mitad del tiempo se dedican a hacerse bromas, que funcionan, pero que ninguno sobre la mesa posará en su papel. Lo más asombroso y quizás entretenido de sus contestaciones son ellos mismos, que no parecen compañeros, sino amigos que comparten oficio.

A lo largo de las preguntas tocan tantos temas como da tiempo a plantear entre todos los periodistas. Algunas parecen más acertadas que otras, y, en realidad, varias obtienen su respuesta en la misma cinta, como cuando alguien se atreve a cuestionar cuánto de ellos pusieron en el papel. Dani Martínez responde que él creó su propio personaje, mientras que Flo…bueno; pues es Flo hablando en boca de Kevin Hart. Resulta curioso cuando comentan de hasta qué punto les permitieron modificar el guion, o cuánto tardaron en grabarlo. Este mismo tema se convierte en un dardo de Dani cuando recuerda que él tardó 2 días, mientras que Flo necesitó casi el doble de tiempo.

dani-martinez-el-guru-de-las-bodas

Una de las preguntas que eludieron con tanta sutileza que resultaba hasta descortés echárselo en cara era si ambos se unieron a la vez o si fue uno y tras él el otro. Tras preguntarles por el tema, comienzan a decir “yo primer” casi como niños luchando por obtener la atención de su madre en los columpios. También resulta interesante el motivo por el que Dani se pone en la piel de Josh Gad y Flo es Kevin Hart. El director de la cinta fue quien lo decidió, y aunque no parece ahora mismo una gran determinación, al menos he ahí el motivo.

Antes de irse hablan sobre Sopa de Gansos; su futuro proyecto en televisión. Como profesionales publicistas hablan en grandes términos como “la comedia total” que recoge los 30 últimos años del humor en nuestro país. Además de mencionar nombres de varios cómicos como Joaquín Reyes también dan una fecha probable: marzo.

Al finalizar, entra el hombre que salió de la sala al comienzo de la entrevista; viene a llevarse a los cómicos. Antes de hacerlo una de las periodistas pide una foto y aunque ellos acceden, es el hombre quién le solicita que espere ya que “vamos con el tiempo justo”.

Se van con una sonrisa, como dijeron a lo largo de la entrevista: se hacen gracia mutuamente. Resulta curiosa su relación ya que en realidad parecen los actores perfectos para protagonizar la adaptación española de la cinta (el problema es que no va a empezar España a adaptar películas americanas; en todo caso al revés).

Cuando se van, la habitación queda callada durante un minuto. Los móviles vuelven a sus dueños que nombran la grabación y la guardan. Revisan si todo está bien y se preparan para el segundo round. En teoría ahora viene el plato principal.

Entrevista a Josh Gad y Kevin Hart:

Entrevista a Josh Gad y Kevin Hart

El primero en entrar es Josh Gad. No necesita pasar desapercibido. Casi grita un “hola” con curioso acento y, pese a todo, muy simpático. Lo cierto es que uno de los hombres de la productora lo interrumpe, y puesto que parece que nadie le prestó atención, vuelve a repetir su saludo con el mismo tono. Los periodistas responden en inglés o español; cada uno a su forma. Por su espalda se ve la pequeña figura de Kevin Hart. Más discreto se sienta a la mesa y hasta que no se acomoda, no sonríe y suelta un casi tímido “hi”. Comienzan las preguntas.

La primera parte la copan los tópicos. ¿Qué os atrajo de esta película? Es de suponer que en pleno tour de promoción ya se les haya pasado por la cabeza responder alguna vez: “la pasta”, pero no; responden con calma. La amistad, el amor, la parte más gamberra, etc. También les preguntan por cuándo se conocieron…un mes y  medio antes de que comenzase el rodaje. Lo que aquí se traduce en breves contestaciones son en realidad hilarantes intercambios de acusaciones entre ambos del estilo “le hizo ilusión conocer a su ídolo”.

En respuesta a una pregunta algo tópica: ¿se atreverían con el drama? Josh Gad responde con un sí. En el fondo ya lo intentó con la fallida de Jobs, pero parece saber que todo aquel que quiera caminar debe aprender a levantarse. Después su compañero responde entre risas y en tono algo bajo que protagonizará con Colin Firth el remake de Intocable. Esta noticia no era nueva – por lo tanto no era noticia – para los oídos de quien relata estas líneas, pero lo cierto es que no parecía tan asumida por todos como para justificar la reacción nula del resto de periodistas. Ninguno dijo nada. Eso podía suponer que en realidad todos lanzaban sus preguntas esperando que la traductora que en una esquina susurraba a las grabadoras hiciese bien su trabajo. Aún no había llegado el turno de este paciente interrogador y por desgracia el resto de compañeros no creyeron oportuno cuestionar nada al respecto…nos quedamos sin exclusiva sobre el remake de Intocable (¡Maldita sea!).

Al revisar las anotaciones se cuelan muchas preguntas como si habían modificado su forma de ver a los personajes. Kevin Hart responde que sí, y lo que continúa podría arruinar la película a quien la fuese a ver. Al oír esto uno se podría enfadar por obtener semejante respuesta en lugar de alguna novedad sobre su futuro proyecto con el ganador del Oscar por su papel en El discurso del Rey; pero hay que aguantarse. Les preguntan por sus referentes y por cómo ha sido trabajar juntos. Tas estos temas, que parecen sacados del manual del periodismo titulado: Preguntas a evitar en una entrevista, llega la última perla: el tema racial. Kevin Hart un hombre negro, bajito, gracioso y habilidoso al baloncesto se somete a la pregunta del millón. Esa que puso sobre las cuerdas a Benedict Cumberbatch hace no demasiado cuando se malinterpretaron sus palabras, ahora podría ir contra Kevin Hart. Puesto que tampoco parece demasiado interesado en el asunto concluye con un par de frases que sentencian que él confía en el talento y en el trabajo y que no pretende excusarse en el color de su piel cuando quiera hablar de los motivos por los que no ha logrado un papel. Una de las mejores, si no la mejor, respuesta que podría haber dado. Josh Gad, el paliducho y regordete compañero, no se resiste y, por supuesto, tiene que responder: “para mí vivir como una persona negra fue duro…”. Desde entonces sigue hablando, pero nadie parece oírle puesto que las risas lo tapan por completo.

Llegado el momento de este periodista, dos preguntas se adueñan de la entrevista. Hablemos sobre el futuro. Josh Gad logró bastante prestigio con su papel en una obra de teatro en Broadway de lo más recomendable: The Book of Mormon. Al preguntarle si le gustaría participar en una adaptación cinematográfica responde que sí. Por supuesto hace referencia a los problemas que podría ocasionar que ya no tenga 18 años, pero concluye que se uniría a la cinta (algo que no sería del todo descabellado que sucediese en el futuro).

A Kevin Hart le toca responder a la siguiente. Hace algo de tiempo se reveló la intención del cómico de realizar una película con LeBron James (el jugador de NBA) en la que sería su hermano en la ficción. Tras conocerse la noticia, en muchos lugares se asumió que este verano se había realizado la grabación, y, al responder el cómico acaba con todos los supuestos: casi seguro que no haya película. No tiene tiempo. No es por LeBron, sino porque su agenda está repleta de proyectos hasta 2017. No cierra la puerta, pero sí asegura que el guion está “a la espera”.

La última nota en la entrevista resulta algo extraña cuando una periodista pregunta si les gustaría trabajar con directores españoles. Con talante responden que sí con una enumeración de nombres españoles y mejicanos a partes iguales. Cuán divertido habría resultado que respondiesen de forma tajante que ni locos.

Se levantan y al hacerlo los seis periodistas les piden fotos. Con calma se las toman con cada uno de ellos. Parecen muy acostumbrados a hacerlo y no les molesta. Cuando se marchan toca recoger y pensar en cómo redactar la entrevista. En realidad lo más interesante parece ser pensar en el motivo por el que han traído a los cómicos para hablar de una película en la que no hay demasiado que explicar. Esto se ha convertido en tradición, y, aunque se agradece, resulta interesante pensar en ello. El reclamo más importante de esta cinta son sus tres actores protagonistas: los dos cómicos y Kaley Cuoco (la rubia protagonista de The Big Bang Theory). En España no se conoce a los dos primeros en exceso, así que eso puede responder a la pregunta de por qué han acompañado Flo y Dani Martínez a los dos primeros en su estancia en Madrid.

Kevin Hart y Josh Gad actúan de forma muy profesional. Hacen chistes, parecen amigables y hablan tanto español como parecen saber (que no es poco). No parecen amigos, aunque sí compañeros que se llevan bien. Al verlos la película resulta más simpática ya que incluso ellos mismos la podrían haber protagonizado en la vida real. Por otro lado los españoles irradian un sentimiento de “colegueo” al que dan ganas de unirse y que, al conocerlo, la película resulta aún más agradecida. Aunque hablar con los cuatro cómicos completa la película, lo cierto es que quien la vaya a ver no podrá tener la experiencia completa.

Tampoco hay que lamentarse, ya que El Gurú de las Bodas se basta para satisfacer al espectador que busque un momento ligero y entretenido que trate sobre la amistad.

El Gurú de las Bodas. Entrevista a Josh Gad, Kevin Hart, Dani Martínez y Flo.

Acerca de Cano Ballesteros

Entre libros y pantallas floreció la esperanza

Mira esto

mejores estrenos de cine finales 2017

Los mejores estrenos de cine para finales de 2017

Buscadores de tesoros, aguerridos superhéroes, detectives de otra época, aspirantes al Óscar, cómicos aventureros y …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.