martes , noviembre 13 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Brasserie Romantic. Obra coral que navega entre la comedia y el drama

Crítica de Brasserie Romantic. Obra coral que navega entre la comedia y el drama

No podía faltar éste fin de semana en el que está enclavado el día San Valentín una película que tuviera algo que ver con esa festividad que tanto juego da.

Crítica de Brasserie Romantic,. Imagen

Crítica de Brasserie Romantic de Joël Vanhoebrouck.

Brasserie Romantic supone el debute en la gran pantalla de su director, tras su trayectoria dentro de la dirección en series televisivas y lo hace con una película elegante, sutil y con sus puntos cómicos enmarcados en un supuesto día feliz para muchos, un día sin más otros, El día de San Valentín.

Pascaline y Angelo son hermanos y tienen un restaurante Brasserie Romantic, hasta hace poco su negocio no iba demasiado bien, pero parece que la cosa ha cambiado y han remontado. Esa noche, la vela de San Valentín, deciden hacer un menú especial para enamorados y solo reservar mesas para dos. Poco a poco el restaurante se va llenando de parejas que emanan su amor en sus miradas y complicidad pero todo se complica cuando aparece Frank un antiguo novio de Pascaline, que puede trastocar todo su mundo en un solo instante.

Cada uno de los protagonistas de ese restaurante es como una cámara o un voyeur en sí mismo, pues no solo se recrean en su mesa y en prestar atención a su pareja, si no que las miradas se entrecruzan con el resto de comensales, y el ambiente se convierte en comparaciones ensimismadas de cada una de las personas que ahí se ven inmersos en el universo de los demás.

La cámara observa y desnuda interiormente a los personajes lentamente, dejando sus emociones y sentimientos al descubierto en un día que todo tiene que ser positivo, pero que la realidad se puede volcar en todo lo contrario. Es un retrato íntimo y detallado de cada una de las parejas y de cada uno de sus estados, hay de todo, pasionales, conformistas, eufóricos, neuróticos, incluso aquellos que quieren recuperar el tiempo perdido, el director ha dado cabido a todo tipo de parejas, a la diversidad en un solo salón.

Brasserie Romantic son de esas obras corales que navegan entre las aguas de la comedia y el drama, pero que está tan bien orquestada que ningún personaje sobresale por encima de otro, ni ningún género es superior al otro. Todo es complementario de algo más y esa unión realiza una fusión que se da en cámara, en guión y en actuaciones.

Crítica de Brasserie Romantic. Imagen 2

Cada pareja que se muestra en ese salón representa un universo único y representativo al mismo tiempo, pues al final comprobamos que nadie vive ni siente de la misma manera las emociones y los sentimientos y eso es lo que hay de fondo en el guión, el matizar la singularidad de cada uno y la importancia de respetarlo.

Lo más particular de este film es como utiliza la ironía para desdramatizar el contexto de las escenas con tintes dramáticas y convertirlas en cómicas, aunque seguramente que si alguien las viviera no le parecería tal cual. Pero está llevado tan bien que acabas empatizando con esos personajes que al final se te antojan frágiles, o no tanto ellos, si no por el amor que tiene cabida en ellos. Pues todos los personajes buscan su amor en Brasserie Romantic.

Crítica de Brasserie Romantic.

3.2
Sending
User Review
0 (0 votes)

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Burning

A veces es complicado saber quién es el protagonista en sí de la película que …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.