miércoles , julio 18 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Copenhagen (2014) ¿el amor tiene edad?

Crítica de Copenhagen (2014) ¿el amor tiene edad?

Un drama romántico tierno y entrañable con un toque Erasmus.

Copenhagen

Crítica de Copenhagen.

¿El amor tiene edad? Es una pregunta recurrente en una sociedad tan escrupulosa como la actual en lo referente al tabú del sexo y el amor. No faltan referencias en la Antigüedad de relaciones entre una persona exageradamente mayor a la otra que establecían ese vínculo sabio-pupilo tan venerado en aquella época. No obstante, en los tiempos venideros el ser humano (al menos el occidental) se ha tornado cuidadoso y represivo en cuanto a esos escarceos entre personas con franjas de edad tan distanciadas entre sí.

Copenhagen es un drama indie que orbita durante su hora y media de duración en torno a la pregunta que iniciaba este artículo y su protagonista es el actor Gethin Anthony (conocido por su papel de Renly en Juego de Tronos) En este caso, la relación es más sentimental que tradicional y en ella no se prevé un trasvase de conocimiento del maestro al estudiante sino un intercambio de sentimientos y emociones, de besos y caricias, de amor de película. Dentro del género cinematográfico y literario de amores imposibles, probablemente Copenhagen dibuje los planos de una concertina irrebasable por cualquier método. Los dos protagonistas son los Romeo y Julieta contemporáneos, que no pueden celebrar su unión porque la Ley ataviada con el blasón de los Capuleto lo impide y se interpone entre ambos.

Copenhagen es entrañable y tierna, atraviesa alguna fase cómica y le da ese toque Erasmus y europeo a un épico romance de estar por casa. Es, en definitiva, un ensayo sobre las relaciones amorosas modernizando el mito shakesperiano, cambiando la capa y el estoque por los vaqueros y una bici pública.  Deberíamos preguntarnos por tanto, si una palabra tan inabarcable a pesar de contar sólo con cuatro letras debería estar sujeta a la estéril racionalización de la burocracia o si todavía son posibles los romances imposibles.

Acerca de Sergio G. Arias

Estudiante de Periodismo. Pienso, luego escribo. Colaborador en https://www.cineralia.com/ y Redactor en http://www.elfutbolesinjusto.com/ y http://www.loslunesseriefilos.com/

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

2 comentarios

  1. Es muy buena, a uno de dejan ganas de que a uno le pasara lo mismo con la misma hermosa niña tengo 16 ejjejeje

  2. fue una película de esas que te dejan con ganas de saber mas , bien lograda sin caer en lo sucio con cautela a veces menos es mas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.