sábado , noviembre 17 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Moonrise Kingdom (2012) Un juego de niños

Crítica de Moonrise Kingdom (2012) Un juego de niños

La película de Wes Anderson es una comedia dramática sobre la maravillosa infancia

Moonrise Kingdom

Crítica de Moonrise Kingdom.

Nos encontramos en ese bulímico limbo que separa el estrés de la desesperación. Horadamos las cajas del armario en busca de algo que recordamos haber puesto ahí hace mucho tiempo. Y de repente nuestras manos se tropiezan con los recuerdos, como el despistado caminante que cae al suelo de bruces tras dar con un nostálgico bloque de hormigón que sobresale. Y entonces nuestra imaginación repone la gasolina del Delorean de McFly y viaja en el tiempo a aquella época en la que las preocupaciones eran nimias observadas desde la etapa actual y ciclópeas desde la perspectiva de un amedrentado infante. La época en la que éramos felices con lo que ahora nos parecen tonterías. La época en la que aquel joven aprendiz de la vida no estaría buscando como loco en las cajas sino jugando con ellas imaginando fortalezas inimaginables y fantásticas aventuras.

Moonrise Kingdom es ese niño jugando con la caja vacía, pero con los adultos planos simétricos y milimetrados del siempre notable Wes Anderson y un mayor presupuesto que le permite contratar actores de renombre. La película es una comedia dramática indie y vintage, sobre el tierno y temprano romance entre dos jóvenes  adolescentes que todavía tienen que ponerse de puntillas para llegar a la Nutella. Lo mejor es que esa fábula en forma de torrente creativo hace también partícipes a los adultos, que se toman muy en serio ese juego de niños causando la risa en el espectador.

Y es que Moonrise Kingdom es una película sin edad, apta para el público infantil y el niño preso con grilletes en el interior del adulto. Un afectuoso y delicado periplo por la inocencia y exacerbada inventiva de la niñez. En definitiva, un pilla-pilla entre jóvenes y mayores.

4
Sending
User Review
0 (0 votes)

Acerca de Sergio G. Arias

Estudiante de Periodismo. Pienso, luego escribo. Colaborador en https://www.cineralia.com/ y Redactor en http://www.elfutbolesinjusto.com/ y http://www.loslunesseriefilos.com/

Mira esto

Crítica de Sin fin. La incapacidad de sentir

La fatalidad de no saber trasmitir los sentimientos en el ser humano es algo cada …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.