martes , abril 24 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Focus (2015), Will Smith entretiene pero no emociona

Crítica de Focus (2015), Will Smith entretiene pero no emociona

Focus, protagonizada por Will Smith y Margot Robbie, se estrena en España este viernes 27 de marzo

focus-movie-will-smith

 

En 1985, Woody Allen estrenó La rosa púrpura del Cairo, una notabilísima comedia romántica con el toque especial alleniano ambientada en EEUU durante la Gran Depresión de los años 30. Su protagonista femenina, acudía al cine siempre que podía para huir de aquella dura y mísera vida durante al menos un par de horas, en las que pudiese fantasear con romances imposibles, lujo y vestidos vaporosos. Han pasado 30 años, pero la dinámica del espectador mayoritario que ve una película no ha variado. Y Focus (2015), comedia romántica sobre estafas, se aprovecha de ello.

Focus es una “matrioska” cinematográfica, cuya trama se basa en un engaño dentro de un engaño dentro de otro engaño. Puede parecer un hábil juego prestidigitador por parte de sus directores Glenn Ficarra y John Requa, pero la película es menos sutil e inteligente de lo que se cree. Al eliminar todo contraste y contribuir a esa enorme muñeca rusa de hora y media de mentiras superpuestas, todo giro de guión queda anulado ante esa falta de contraste (porque el espectador verá que, a la media hora, todo lo que ve en la escena realmente forma parte de un designio o plan superior y se borra ese elemento casual que incrementa la sorpresa cuando lo alternas con una hábil estafa o mentira). Por otra parte, la mezcla de géneros (la comedia romántica con el thriller de estafas y atracos) era tentadora teniendo en cuenta el material que se tenía entre manos, pero la ternura y la sonrisa no tienen cabida en la verdadera vida criminal, siendo por tanto un factor que le resta credibilidad a la película.

Focus se consolida como una alternativa de vacuo entretenimiento comercial sustentada por el carisma de su protagonista (Will Smith) y por la necesidad de evasión hacia una realidad lujosa del atribulado espectador de cine medio. Debemos recordar que  Will Smith lleva entreteniéndonos toda su carrera, pero la última vez que nos emocionó fue hace casi una década (en 2008 con la conmovedora Siete Almas). Además, la película sirve para extender la fama de actriz florero de Margot Robbie (El lobo de Wall Street), que debería buscar una película menos machista que realmente plantee un reto interpretativo.

Focus se estrena este viernes 27 de marzo en cines. Sinopsis (filmaffinity.com):

Un veterano estafador acoge a una atractiva joven bajo su protectorado, pero las cosas se complican cuando ambos comienzan un romance. Todo comienza cuando Nicky (Will Smith), un consumado maestro de la estafa, comienza un romance con Jess (Margot Robbie), una novata en el oficio. Mientras le enseña los trucos del oficio, ella desea estrechar demasiado los lazos con Nicky, y éste rompe de repente la relación. Tres años más tarde, la mujer que había encendido una llama en él, convertida en una mujer fatal, reaparece en Buenos Aires en un circuito de carreras en el que hay apuestas muy elevadas. (FILMAFFINITY)

Acerca de Sergio G. Arias

Estudiante de Periodismo. Pienso, luego escribo. Colaborador en https://www.cineralia.com/ y Redactor en http://www.elfutbolesinjusto.com/ y http://www.loslunesseriefilos.com/

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario