viernes , septiembre 21 2018
Home / Críticas de cine / La Dama de oro. Una película maravillosa

La Dama de oro. Una película maravillosa

Apasionante. Estupenda. Sensacional. Excelente.

No se me ocurren más adjetivos por el momento, si más adelante me visita la Musa, entonces añadiré alguno más, porque creo que son pocos para definir lo que he disfrutado esta película.

Partamos de la base de que, cuando se estrene el 10 de Abril, vamos a hartarnos a escuchar voces que dirán cosas como “Otra del Holocausto, Otra de los Nazis” y cosas por el estilo, las cuales no voy a entrar a valorar porque no merece la pena. Lo que sí que voy a hacer es lanzar numerosas alabanzas a esta cinta. ¿Por qué? Considero que se las merece. ¿Es uno de los estrenos del mes? Para mí, sí que lo es. Y sí, soy consciente de que es una historia más de las muchas que hay acerca del Holocausto y sus consecuencias, pero de vez en cuando no viene mal hacer un ejercicio de memoria, por aquello de no volver a repetir los errores del pasado.

Crítica de La Dama de oro

Aquí no veremos ningún campo de concentración. Lo que sí que veremos es a los Nazis robando las pertenencias de familias, poniéndolas en museos y negando su devolución a los herederos de dichas familias. Esta escoria, que parecía haberse ido con el fin de la Guerra y los juicios de Nuremberg, seguía impregnando algunas instituciones allá por los años 90. Les defino así porque, aunque no empuñasen armas, seguían negando los acontecimientos y negando derechos humanos. Pero hubo una mujer que les plantó cara con la ayuda de un joven abogado llamado Randol Schoenberg (un estupendo Ryan Reynolds). María Altman (una brillante Helen Mirren) quiere recuperar el legado artístico de su familia, especialmente, el cuadro de la Dama de Oro del pintor Gustav Klimt, pues este es un retrato de su tía Adele Bloch Bauer.

Por supuesto, la Escoria eliminó ese nombre del cuadro porque había una mujer judía pintado en él. Cuando María le presenta el caso a Randol, este no se atreve a emprenderlo, consciente de las dificultades que conlleva y debido también a su situación personal de carácter económico, pero basta una visita a la Vieja Europa, concretamente a Viena, donde vivieron sus antepasados, para que Randol tome conciencia de unos acontecimientos indescriptibles. María y Randol, desde este momento, deciden plantar cara a las autoridades vienesas. Una lucha que se prolongaría varios años, a la búsqueda de la Justicia.

La Dama de Oro es una gran aventura. Una historia apasionante, un relato que no solo gustará a los amantes de la Historia, sino a todos aquellos que tengan un mínimo de sentido común y no sean partidarios de los olvidos voluntarios ni del relativismo moral. Un gran Guión, unas muy buenas interpretaciones, un ritmo excelente. Emociona, impacta y conmueve a partes iguales.

Acerca de Ramiro González

Mira esto

Crítica de Megalodón

Crítica de Megalodón. No siempre lo más grande es lo mejor

Tiburón sigue siendo la mejor película de escualos de toda la Historia del cine cuarenta …

2 comentarios

  1. Nuestro querido colaborador Ramiro el único “pecado” que comete es calificar acertadamente como escoria a los nazis, calificativo que compartimos la mayor parte de la humanidad sean o no americanos. Un saludo y gracias por comentar.

  2. Viendo como calificas a algunos elementos de escoria ya entiendo que te guste este film anglo-judeo-americano que no hace mas que ensalzar lo que hollywood a ensalzado desde tiempos inmemoriables y lavar los cerebros con su version de la historia. Ellos son los salvadores del mundo y la democracia y los demas somos “escoria”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.