sábado , julio 21 2018
Home / Críticas de cine / Hipócrates. ¿Comedia social?

Hipócrates. ¿Comedia social?

Una película que nos muestra la realidad en la que están sumidos los médicos y las instituciones sanitarias en su día a día.

Crítica de Hipócrates.

Hay films que, por los motivos que sean, son mal vendidos. Me explico. Estamos ante la eterna confusión que se da en numerosas ocasiones entre lo que es un drama y una comedia. Así, lo que sucede es que numerosos espectadores acaban confusos y cuasi enloquecidos porque ninguna de las cosas que han leído o les han contado sobre dicho film son ciertas.

Crítica de Hipócrates

 

Y es que es un tema que puede parecer simple, absurdo o carente de importancia, pero es que no lo es. Personalmente, a mí me ha ocurrido con esta película. Yo esperaba una comedia, porque en todas partes la han definido como tal. Y al acabar, la primera pregunta que me ha venido a la mente es:

¿Dónde está la comedia aquí?

Deberíamos cuidar mucho este asunto, sobretodo porque nuestra labor es puramente informativa, y si informamos mal, no estamos cumpliendo con nuestro trabajo, y luego nos quejamos de que los espectadores no confían en la crítica.

El caso es que Hipócrates, en realidad, es un producto más de una especie de género que se abre paso tranquilamente, quizás porque estamos en una época de Crisis. En realidad, es un género que siempre ha existido, porque se han hecho ya muchas películas de la temática que algunos definen como Social, obras que no son meras cintas de ficción sino que pretenden concienciar y abrirnos los ojos hacia una realidad que vemos o que no vemos todos los días.

Hipócrates nos muestra la realidad en la que están sumidos los médicos y las instituciones sanitarias en su día a día. En este punto, no cuenta nada nuevo ni que no hayamos escuchado en medios de comunicación. Recortes, falta de personal, objetivos de rentabilidad y un largo etc. Vamos, que la crítica política está servida, aquí cada uno que piense lo que quiera, yo no soy médico y por tanto mis conocimientos en esto son nulos.

Pero, en el otro lado de la moneda, están también reflejado cómo los médicos se cubren unos a otros en posibles negligencias. Un tema, creo, bastante espinoso y que aquí se trata de manera correcta. Aun así, tampoco es nada nuevo. Quizás lo más interesante que pueda tener la película es la historia de una paciente de 88 años que tiene un cáncer terminal y por la que poco se puede hacer. Vemos cómo Abdel, un nuevo médico residente, procura buscar el bienestar de la paciente sin necesidad de someterla a dolores innecesarios con la esperanza vana de que se recupere.

Como digo, lo que más me ha gustado es esa humanidad que desprende el personaje y con la que nos quieren transmitir que, en numerosas ocasiones, los que se meten a médicos lo hacen simplemente porque tienen una buena nota académica pero carecen de vocación. Esto también lo dejo a juicio de los que quieran ver la cinta porque creo que es una cuestión difícil.

critica-hipocrates-imagen-cineralia

 

El personaje de Benjamin, el protagonista, hijo del director del hospital, es el reflejo de esto que estoy diciendo, un chico al que percibo algo desganado e impactado porque la teoría poco tiene que ver con la práctica. Abdel y Benjamin son polos opuestos pero a medida que avanza la película van construyendo una buena amistad. Este elemento podría haberse explotado un poco más y así se podría haber hecho una auténtica comedia humana.

Desgraciadamente, y siempre bajo mi óptica subjetiva, la película se queda en un mero producto de protesta contra una determinada situación. No estoy diciendo que sea una cinta mala ni mucho menos, pero tiene elementos buenos para ser otra cosa y no se explotan, lo cual creo que hará difícil su recepción por parte del público. Aun así, y como siempre digo, id a verla y llegad a vuestras conclusiones.

Acerca de Ramiro González

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.