lunes , abril 23 2018
Home / Críticas de cine / Nuestro último verano en Escocia. Tierna, agradable y esperanzadora

Nuestro último verano en Escocia. Tierna, agradable y esperanzadora

Crítica de Nuestro último verano en Escocia

En general, encandila. Es una experiencia muy agradable, con un metraje muy correcto.

Siempre he pensado en visitar Escocia. No sé cuándo será posible llevarlo a cabo, espero que no muy tarde. Y al ver esta película, me han entrado más ganas todavía. Porque no solamente nos cuentan un relato de la vida, también la cinta sirve para vendernos Escocia como un destino turístico lleno de bellos paisajes, inmensas campiñas verdes rodeadas por lagos, fotografías que enamoran.

Y Nuestro último verano en Escocia, en general, encandila. Es una experiencia muy agradable, con un metraje muy correcto, un cuento sencillo, cotidiano aunque, con tintes surrealistas que dotan a la película de comicidad. Porque, en el fondo, la historia que narran, no es que sea especialmente agradable, pues versa sobre las dificultades del matrimonio y cómo estas, en numerosas ocasiones, arrastran consigo a los hijos.

Podemos pensar que los protagonistas son David Tenant y Rosamund Pike, el matrimonio que está al borde de la ruptura, pero en realidad, los auténticos personajes principales son sus tres hijos, Jess, Lotti y Mickey, unos niños pequeños que parece que no se enteran de nada, pero que en el fondo son conscientes de la situación por la que atraviesan sus padres, especialmente porque ambos están separados y viviendo en diferentes sitios. Los padres intentan por todos los medios que los niños no se preocupen, pero no lo consiguen. ¿Serán capaces de perdonarse y comportarse como adultos por sus hijos?

Las relaciones entre los padres y los hijos, entre los hermanos, se pondrán a prueba cuando se organiza un festín para celebrar el 75 cumpleaños del abuelo, alguien que solo quiere que le dejen vivir en paz, alejado de boatos, pues solo quiere divertirse con sus nietos.

Nuestro último verano en Escocia 2

Para todos los que quieran pasar una tarde agradable

Se supone que los adultos de esta historia son personas maduras y actúan como tales, pero se comportan como niños malcriados. Solo piensan en ellos mismos y no en lo que quieren los demás. El abuelo les dará una lección a todos: Ninguna de las rencillas que halla entre ellos debería importar, lo verdaderamente importante es vivir, tener ganas de vivir la vida al máximo.

Como digo, es un drama, no desvelaré aquí el motivo, pero no busca la lágrima, sí que quiere transmitirnos esa esperanza y esas ganas de vivir, que debemos ignorar los problemas y ante todo, debemos pensar en los demás y no ser egoístas. Para todos los que quieran pasar una tarde agradable, esta es su película.

Acerca de Ramiro González

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario