miércoles , abril 25 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Entourage (El séquito). Divertida y gamberra

Crítica de Entourage (El séquito). Divertida y gamberra

Estamos ante el regreso del Séquito más famoso de la tv, y esta vez, en la pantalla grande.

Pocas han sido las series de tv que, con el paso del tiempo, han tenido su traslado a la gran pantalla con productos bien hechos y de cierto éxito. El caso que nos viene más a la mente sea el de Expediente X, llevada dos veces a cine, una mejor y la otra algo peor aunque tampoco desdeñable del todo. Hace tiempo se habló de hacer lo mismo con la sensacional 24, la serie adrenalítica de Kiefer Sutherland, pero parece que ese es un proyecto que aun no arranca.

Crítica de Entourage (El séquito)

Ahora, le toca el turno a una serie de culto, y digo esto porque no equivale necesariamente a una producción de mucho éxito. Lo cierto es que hay opiniones para todos los gustos. Unos dicen que ha funcionado bien, otros que nunca ha sido algo de público muy general. Francamente, esta cuestión ahora mismo es inverosímil, porque se trata de valorar este regreso del Séquito más famoso de la tv, y esta vez, en la pantalla grande. El equipo que hizo posible la serie se reúne al completo de nuevo para traernos una nueva etapa en la vida de sus protagonistas, y por supuesto, dejando todo abierto para un posible reencuentro de aquí a un tiempo.

He ido a ver Entourage (El séquito) sin haber visto la serie completa, y tampoco pasa nada, porque el espectador medio que no conozca esta historia no va a tener problema para entenderla y de ese modo, quien sabe, engancharse a la serie.

Vince, Eric, Johnny Drama, Tortuga y Ari regresan por todo lo alto, en una comedia gamberra, con mucho lujo, tías buenorras y haciendo honor a la esencia del relato: Sueña a lo grande, Vive mejor.

Entourage_El_s_quito-592419211-large

Encontramos a nuestros personajes favoritos con sus vidas algo cambiadas, empezando por Eric, que va a ser padre, o a Vince que quiere afrontar la tarea dura de ser Director, y a un Tortuga más maduro que ya ha dejado de lado el estilo rapero juvenil para ser un empresario de éxito aunque, sin dejar de lado el adolescente perpetuo que todos llevan dentro. Y por supuesto, el genial Ari Gold, convertido en Productor de cine, con nuevos ataques de stres y velando por el bienestar de estos chicos. Que son más que clientes, son ya una auténtica Familia.

Una película muy entretenida y muy divertida, supone además una propuesta refrescante y diferente para ver en el cine, siendo consciente de que competirá con estrenos fuertes, pero todo aquel que quiera verla, sin duda, lo pasará muy bien.

Acerca de Ramiro González

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario