sábado , abril 21 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Retratos de Familia. Secretos de Familia

Crítica de Retratos de Familia. Secretos de Familia

La película de Anthony Chen es un fiel reflejo de una cultura, de una educación y de sus valores. 

En cierta medida el hecho de plasmar la posibilidad de la figura de una segunda madre reflejada en la niñera lo hemos visto hace poco en otro estreno (Una segunda madre), pero cada una tiene una vertiente totalmente distinta, aquí en Retratos de familia la mirada es mucho más intimista y fija en unos personajes que esconden mucho detrás de su fachada. Incluso la película que tratamos es anterior a la que comparo.

La familia de los Lim, marido, mujer e hijo, que viven en Singapur, tienen un nivel económico solvente como para poder contratar a una mujer filipina como empleada del hogar, ya que esperan su segundo hijo. La llegada de Teresa a la casa desconcierta al más pequeño de la casa, Jiale, incluso pondrá pequeñas trampas para que no se quede con ellos. Pero poco a poco, la rebeldía de Jiale se volverá amabilidad con Teresa y las tornas cambiarán, ahora será la madre la que tendrá unos sentimientos adversos hacia ella. La crisis está afectando a los adultos de la familia en sus trabajos y por lo tanto en su casa, todo esto pasará factura en su relación.

Crítica de Retratos de familia

La película bien se podría haber titulado Secretos de familia, pues todos esconden algo, que se lo guardan del resto como arma defensiva cívica de convivencia o por miedo a ser juzgado por el resto de los componentes de la familia.

El director ha dotado de gran carisma a los protagonistas principales para que empaticemos con ellos, aunque de primeras alguno de ellos incluso nos puede hasta repeler por sus actitudes. Todo lentamente va variando y a medida que cambia la convivencia cambian las personas para bien o para mal, dejando al descubierto su lado más humano o todo lo contrario, su lado más oscuro. También ha reflejado muy bien el hecho de los niveles sociales, de la inmigración y aún más el arte de querer aparentar sobre los demás.

Retratos de familia es un fiel reflejo de una cultura, de una educación y de sus valores. La distancia es algo que marca a todos los protagonistas son fríos, no hay contacto humano algo que choca bastante con un trato diario de padres e hijos sobre todo en el entorno hogareño.

Anthony Chen en su primer largometraje como director y guionista ha sabido utilizar la cámara con buen enfoque, buscando los pequeños detalles, las miradas más esquivas y extremas que en su conjunto narran la perdida de sentimientos y afectividad que requiere la palabra hogar para que contenga todas sus letras.

Retratos_de_familia-102110237-large

Cuando todas las piezas se caen, cuando todos los protagonistas se quedan al descubierto con sus secretos es cuando se ve una mayor unión, aunque la distancia existente con el hijo es algo más que latente y requerirá mucho más, el final da mucho que pensar. Sobre todo uno reflexiona sobre ello cuando sabe que todo lo que se cuenta en esta intensa historia está basado en hechos de la infancia del director.

Crítica de Retratos de Familia.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Un sol interior

Crítica de Un sol interior. Una historia de la soledad

Cada año la actriz Juliette Binoche tiene varios trabajos, en esta ocasión es en Un sol interior de …

Deja un comentario