martes , abril 24 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Todo saldrá bien. Un pausado drama sobre la culpa y la redención

Crítica de Todo saldrá bien. Un pausado drama sobre la culpa y la redención

Wim Wenders regresa a nuestras carteleras con una ficción con mucho trasfondo y dándole vida también al 3D.

Habrá que tomar buena nota de la excelente fotografía de la que el director hace uso en Todo saldrá bien, casi como si fuera un personaje más.

Tomas Eldan (James Franco) tiene una discusión telefónica con su pareja y en su huida hacia la reconciliación tiene un accidente con el coche, de primeras pensaba que no había pasado nada, pero lo peor está por llegar, un niño pierde su vida y la tragedia hará que Tomas que es escritor caiga en un declive profesional y personal. Pasa el tiempo y aunque ha retomado su vida en todos los sentidos, ni él, ni la madre del niño, Kate, ni su hermano recuperan la normalidad y la culpabilidad les invade a todos, a cada uno de ellos por distintos motivos.

Crítica de Todo saldrá bien

Por momentos parece que uno se va a ver inmerso en un thriller, pero la tragedia finalmente posee el guión en todos los rincones y por los poros de todos los personajes, cada uno emana una sensibilidad y necesidad diferente que se refleja en lo que finalmente se desarrolla en su interior y se ve reflejado en los demás.

Una cinta pausada y lenta que requiere de la extrema atención del espectador en muchos pequeños detalles que nos irán guiando además de orientando sobre los giros que se van produciendo y sobre todo el hecho de recordar el paso de los años que se acumulan en el metraje. Cada etapa marca al personaje de James Franco de una manera diferente: sucesos, consecuencias y redención, por decirlo de alguna manera.

Una manera muy sutil la de Win Wenders de tratar temas complejos como son la culpabilidad, el remordimiento y el perdón, aunque parezcan que uno puede llevar a lo otro, aquí cada tema está tratado distintamente para darle la importancia necesaria. Todo está dotado de un grado de emociones sosegado que impregnan de manera natural la temática.

No pudiendo opinar del 3D, si puedo decir que el director hace uso de la cámara en muchos momentos como si estuviera rodando un documental, se le nota su pasión por el mismo, pasa de estar retratando a los personajes a buscar paisajes mostrándoles como si fueran pinturas, pues le da una quietud que da nos da esa sensación, y además en esa faceta la fotografía es excelente, por lo que hay que suponer que el conjunto con el 3D será de la misma calidad.

imagen-todo-saldra-bien-cineralia-2

Actuaciones todas contenidas, pues sus papeles lo requieren, destacar que me sorprendió James Franco por su sobriedad en pantalla, y lo bien que se fusiona sobre todo con dos de sus compañeras de reparto, Charlotte Gainsbourg y Rachel McAdams, con la primera las tomas más emotivas y sinceras, y con la segunda las más sentimentales.

Además de destacar temática, fotografía y actuaciones no me puedo olvidar de la magnífica música que añade Alexandre Desplat a Todo saldrá bien.

 

 

 

 

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario