sábado , septiembre 22 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Una dama en París. Una historia nada convencional sobre el amor y la amistad

Crítica de Una dama en París. Una historia nada convencional sobre el amor y la amistad

Sentimientos como el rencor, la prepotencia, el enganche emocional e incluso la culpabilidad, bajo el manto de la amistad y el amor.

Cada vez es más frecuente que tengamos que esperar en nuestro país a que vengan pequeñas grandes películas que nos regalen grandes actuaciones con gran carga de emotividad contenida en sus protagonistas, Una dama en Paris es una de ellas y viene de la mano del director Ilmar Raag y de las distribuidoras Good Films y La Aventura.

Crítica de Una dama en París

Frida, es una mujer mayor de Estonia que vive sola en Francia, no tiene a nadie de su familia con ella, emigró hace muchos años, y su círculo de amistades se ha visto ya muy mermado por distintas circunstancias. Sólo tiene un amigo que se ocupará de buscar a una persona para que cuide de ella, Anne, de su misma nacionalidad. Ésta persona viene de una pasado difícil y tiene ganas de comenzar también fuera de su país una nueva vida, pero Frida no se lo pondrá fácil desde el primer momento y tendrá que luchar por romper esas barreras que le ponen desde el primer día, por el bien de las dos.

El hecho de que una temática o historia nos recuerde a otras ya vistas no desmerece la película en sí, ya que la trama si es desmenuzada tramo a tramo y protagonista a protagonista contiene vertientes muy diferentes de lo ya visto, solo hay que profundizar un poco en ello.

Aquí  en Una dama en Paris no todo se queda en lo superficial y en lo efímero de cada instante, todo tiene un porqué y un para qué, el pasado y el futuro son claves a descifrar con el paso de los minutos y con la fusión de los personajes, cada uno independiente cuenta una narración, pero en conjunto hay una historia complementaria que da sentido a todo y que llena los huecos del contrario.

Silencios evocadores los que se muestran en el film, que cuentan el interior de las personas, las heridas del pasado y el sufrimiento que les ha llevado a esa situación y que lentamente y con el poder que da la confianza se deja fluir y da pistas de por dónde van todos esos sentimientos escondidos en una coraza llamada corazón de hierro.

Una dama en Paris trasmite una historia nada convencional sobre el amor y la amistad, tirando los tabúes por la borda y dejando los sentimientos a flor de piel, sacando la verdad y el feeling natural a relucir en todo momento.

dama-paris-12415

También se dan cabida a muchos más sentimientos como el rencor, la prepotencia, el enganche emocional e incluso la culpabilidad, todos ellos bajo el manto de la amistad y el amor, por momentos sin saber diferenciar algún que otro personaje entre uno u otro, o no querer.

Con la actuación de Jeanne Moreau, uno parece inmerso en una actuación teatral, parece tan real, tan cercana, que la distancia de la pantalla desaparece entre espectador y actor. Una actriz que emana sencillez y elegancia en cada paso, en cada palabra, llenando la pantalla, dando un carisma especial a su papel.

 

 

 

 

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Megalodón

Crítica de Megalodón. No siempre lo más grande es lo mejor

Tiburón sigue siendo la mejor película de escualos de toda la Historia del cine cuarenta …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.