martes , noviembre 20 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Everest. Un “Cocktail Hollywodiense” que deja un gran sabor de boca

Crítica de Everest. Un “Cocktail Hollywodiense” que deja un gran sabor de boca

3.5

Crítica de Everest

Imágenes espectaculares, (que “llenan” mucho más en 3D), que te hacen viajar a través de la montaña más famosa.

Una película que, si nos olvidamos de que sigue la dinámica de Hollywood de no crear nada nuevo, deja muy buenas sensaciones.

Igual que la pasta es un plato que nunca falla en un piso de estudiantes, Hollywood tiene sus recetas que saben por experiencia que entran bien por el “gaznate” del consumidor de cine. En el caso de Everest, los ingredientes son:

Imágenes espectaculares, (que “llenan” mucho más en 3D), que te hacen viajar a través de la montaña más famosa.

Crítica de Everest

Imágenes que parecen filmadas para un documental de alto presupuesto más que para una peli. Eso sí, veréis la montaña desde una perspectiva impresionante jamás vista a través de las pantallas…

Un reparto lleno de caras conocidas. Algunos de esos rostros con su propia legión de fans que se bastan y se sobran para ocupar bastantes butacas en las salas de cine…

Y aderezado con el hecho de basarse en una historia real. Algo que ya facilita y anima a digerir la película hasta el final, independientemente de la interpretación de los actores.

Dirigida por Baltasar Komadur (2 guns) y con la inestimable ayuda de los escritores Justin Isbell y William Nicholson, este último, de pelis como Gladiator, Los miserables o el Primer Caballero, cuenta la historia real acaecida el 10 de mayo de 1996.

Cerca de 40 personas intentaban subir a la cumbre, y después bajar, de la cima del Everest. Pero una tormenta pronosticada erróneamente, se adelantó y contribuyó a crear la temporada más trágica en el Everest y un fuerte debate y polémica hacia aquellas expediciones comerciales.

En el reparto Jason Clarke como Rob Hall (El último John Connor) el líder neozelandés, director y guía de Adventure Consultants, está correcto en su papel. Jake Gyllenhaal como Scott Fischer, el líder del grupo “Mountain Madness”, cada día me convence más en sus interpretaciones. De hecho, me gusta que su ambición le esté evitando encasillarse y que experimente con cada papel que escoge. Ese es el camino, según mi opinión, donde se curten los mejores actores.

Everest-762388552-large

Josh Brolin como Beck Weathers, un médico, aparte de ser un indiscutible profesional de gran nivel, siempre queda muy bien en pantalla. Y en este caso creo que hace un gran papel. Sam Worthington como Guy Cotter, no termino de verlo en este papel…pero bien por él. Es bueno hacer cosas así aunque tus seguidores esperen algo distinto. Thomas M. Wright como Michael Groom, montañista australiano, un tío que apenas habla, pero transmite muy bien . Michael Kelly como Jon Krakauer, también cumple en su papel y Keira Knightley como esposa de Rob Hall en un pequeño pero importante papel.

En resumen Everest es una película que, si nos olvidamos de que es un “cocktail” siguiendo la dinámica de Hollywood de no crear nada nuevo…el sabor de boca es bueno. Agradable de ver, y aunque en algún momento parece que va a volverse lenta, no da tiempo a aburrirse y sales del cine recordando la fuerza de las imágenes de la montaña y pensando en aquel desastre y en aquellas personas.

Crítica de Everest de Francisco Rodriguez.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de Sin fin. La incapacidad de sentir

La fatalidad de no saber trasmitir los sentimientos en el ser humano es algo cada …

Un comentario

  1. Muchas ganas de verla!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.