sábado , julio 21 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Mi Gran Noche

Crítica de Mi Gran Noche

Mi gran noche es una cinta limitada, muy alejada de otras obras del director como La Comunidad.

Alex de la Iglesia promete con Mi Gran Noche una comedia loca y no decepciona, en esta hecatombe de película nos trasladamos a un estudio de televisión, a la grabación de un programa especial de Nochevieja que no termina nunca.

Crítica de Mi gran noche

Todo mezclado con una huelga de trabajadores protestando por un ERE, decenas de figurantes encerrados durante diez días y los papeles estelares de un viejo cantante que se cree dios y una promesa del pop bastante descerebrado, todo mezclado con chonis de tres al cuarto, psicópatas, tetas falsas y lentejuelas en un cocktail que por desgracia se olvida en ocasiones del más importante de sus objetivos sacarnos una sonrisa.

Mi gran noche es absurda, en el sentido positivo de la palabra (O no?), el guión, obra de Alex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría, rompe con todas las reglas del tiempo y el espacio para entregarnos un disparate intencionado muy del gusto de Alex que quizás agrade al público español pero que resultará difícil de entender más allá de nuestras fronteras.

Sorprendente Raphael, convertido en lo mejor de toda la película.

La cinta arranca con una grúa cayendo sobre uno de los figurantes mientras los presentadores dan la bienvenida al año nuevo. Desde ese instante las historias se entrecruzan en el interior del estudio mientras el ritmo frenético termina degerando en caos.

mi-gran-noche-mario-casas

Alex compone una obra menor con un reparto lleno de rostros conocidos por el director español como Mario Casas, Hugo Silva, Terele Pávez, Santiago Segura, Carolina Bang o Carlos Areces, y la participación de un sorprendente Raphael, que entusiasma a propios y extraños convertido en lo mejor de toda la película.

A Mario Casas le toca bailar con la más fea, el guaperas de nuestro cine interpreta el papel de nuevo ídolo del pop, un tipo ridículo y estúpido, cumple con su cometido.

Pese a sus momentos geniales (los menos) y su argumento extraño, pero no exento de atractivo, Mi gran noche es una cinta limitada, muy alejada de otras obras del mismo género y director como La comunidad, y la recordada y mucho más irreverente Acción mutante.

Mi_gran_noche-303555637-large

Una comedia para disfrutar de sus buenos momentos sin hacerse demasiadas preguntas y si no les resulta suficiente ahí está Raphael para arreglarlo.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.