martes , diciembre 11 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Coche Policial (Cop Car)

Crítica de Coche Policial (Cop Car)

Una sencilla película que empieza como un juego de niños y se convierte en un thriller lleno de tensión.

¿Quién no ha pensado alguna vez de preadolescente o  adolescente marcharse de casa y vivir una aventura inesperada fuera del alcance del control paterno? algunas no exentas de riesgo, todos a nuestra manera seguro que tenemos alguna que contar, pues los dos personajes entrañables que nos trae está película sin duda no olvidarán la suya.

Crítica de Coche policial

Travis y Harrison, dos niños de diez años interpretado por James Freedson-Jackson y Hays Wellford, deciden escaparse de casa, mientras pasean por el campo  encuentran un coche de policía aparentemente abandonado, sin pensárselo mucho y apelando a la inocencia deciden jugar a policías por un momento, dando una vuelta en el coche patrulla, sin saber las consecuencias que les podría acarrear, como niños que son… ávidos de aventuras. El Sheriff interpretado por Kevin Bacon que deja el patrulla de manera negligente fuera de su vista guarda un secreto que  desencadenará la historia que este filme nos trae.

Cop car no tiene un propósito ambicioso, es evidente por lo minimalista del proyecto, donde se aprecia un claro y patente trabajo indi, donde hay pocos personajes, donde los exteriores no parece necesario haber pedido muchos permisos para rodar, y donde los medios se aprecian que han sido de una gran austeridad,  y ese es uno de los secretos de Cop Car, con poco se ha hecho mucho, porque consigue uno de los objetivos principales del cine que no es otro que el de entretener y Coche Policial es sin lugar a dudas entretenida.

Una sencilla película que empieza como un juego de niños y se convierte en un thriller lleno de tensión hasta el último fotograma, donde aparte de sus pocos personajes, hay una apariencia sombría muy de novelas de Stephen King, con unos exteriores de aspecto despoblado y desértico del Colorado, con una historia detrás de la trama principal inconclusa pero que tampoco pide siquiera conocerla y que todo en conjunto recuerda mucho a la atmosfera que recrean los hermanos Cohen.

Coche_policial-178062401-large

Cine minimalista de suspense silencioso donde los diálogos son escasos y de poco contenido, una trama que va aumentando, moviéndose a un ritmo constante que deja al espectador ser el que averigüe de donde proviene todo el entramado en el que están envueltos los personajes, dando pocas pistas al respecto sobre las consecuencias. Es una cinta llena de sorpresas emocionantes que mantienen la atención continua del público.

Los actores hacen un trabajo muy bueno, empezando por los niños, que se ponen en su papel de rebeldes llenos de candor que no pueden esconder un entorno familiar difícil, hasta la interpretación de Kevin Bacón en la piel de policía corrupto empeñado en engatusar a los niños en una mezcla de Doctor Jekyll y Mister Hyde.

Ochenta y seis minutos que se disfrutan, por lo cual se pasan volando. Merece la pena.

 

 

 

 

 

3.3

Crítica de Coche Policial

Es una cinta llena de sorpresas emocionantes que mantienen la atención continua del público.

Acerca de Antonio Arenas

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.