miércoles , abril 25 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de El Desafío (The Walk)

Crítica de El Desafío (The Walk)

Una película de abismos que desafía a la gravedad con un trabajo meticuloso y cuidado que será capaz de encandilar al espectador.

Robert Zemekis nos presenta a un atractivo personaje en una biografía de ficción, guión del propio Zemekis sobre Philippe Petit (encarnado por Joseph Gordon-Levitt) un funambulista que persigue el gran sueño de cruzar la Torres Gemelas de Nueva York sobre un cable de acero y sin cable protector, una película muy acertada para compartir en familia estas navidades.

Crítica de El Desafío ( The Walk)

Un paseo por un sueño. Un homenaje al circo y a un símbolo como han sido las Torres Gemelas durante tantos años, en este trabajo Robert Zemekis ha sabido conjugar muchas virtudes del ser humano como ya lo hizo en su consagrada carrera en películas como Forrest Gump, Regreso al futuro o Polar exprés por enumerar alguna, sabe lo que funciona y con quien hay que compartir su cine, un cine que atrapa a todas las generaciones, porque Zemekis tiene ese grado de sensibilidad que hace falta en el séptimo arte para enamorarse de sus personajes.

Philippe Pettit no es una excepción, y como ya hiciera con sus actores fetiches Tom Hanks o Michael J. Fox que dejaron una huella imborrable en generaciones enteras por sus papeles entrañables aquí lo vuelve hacer con un divertido loco que su locura le llevará ha emocionar al mundo entero con ese cable suspendido entre dos torres donde solo está él y el vacío con la gravedad tentándole como la manzana a Eva en el Edén y que además comparte con sus amigos y los hace cómplices y partícipes de ese sueño.

La película es sencillamente la preparación hacia ese objetivo marcado de su vida, los escollos hasta conseguir su zenit en la carrera particular que él persigue. Zamekis la ha rodado en 3D para conseguir el efecto del vértigo, para poner aunque sea desde la comodidad de sus butacas al espectador en la piel del propio Pettit, al que le acompañan su novia Annie (Charlotte Le Bon), y Papa Rudy (Ben Kingsley) que dijéramos son su acercamiento a la tierra, su raíz en el suelo que le lleva a lo más alto, sus puntales.

El_desaf_o_The_Walk-983675244-large

El desafío (The Walk) es una película muy humana llena de valores que sirven de estímulo para la sociedad en la que vivimos como el tesón, el esfuerzo, el sacrificio, el compañerismo a pesar del ego que conlleva una hazaña tan individual como esta. Tiene partículas de humor, de emoción y de mucha tensión.

Una película de abismos que desafía a la gravedad con un trabajo meticuloso y cuidado que será capaz de encandilar al espectador  con el carisma del gran Philippe Pettit.

 

Acerca de Antonio Arenas

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario