martes , julio 17 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Maggie

Crítica de Maggie

Más que un filme de zombies es una lucha encarnizada de un padre por ayudar a su hija.

Arnold Schwarzenegger vuelve con un trabajo al que no nos tiene acostumbrados, se presenta con un proyecto casi se podía decir independiente, en un género de terror edulcorado y con un papel de padre angustiado que tiene que tomar una decisión importante sobre el futuro inmediato de su hija.

Trailer de Maggie de Arnold Schwarzenegger

Maggie es una chica de dieciséis años que ha sido atacada por un zombi y está en un proceso de incubación de la enfermedad, este tarda unas seis semanas en manifestarse hasta llegar a convertirse en zombi, su padre está empeñado en cuidar de ella y decide sacarla del lugar donde estaba recluida como medida de protección contra la población no infectada. Hasta que esa metamorfosis tenga lugar su padre quiere hacer todo lo que esté en su mano para pasar el mayor tiempo con ella, con el inconveniente de que no sabe cuál es el límite para poner en riesgo a todos los que le rodean.

Maggie es una película de bajo presupuesto pero con cierta calidad tanto de fondo como de forma, es decir que está muy defendida. Arnold Schwarzenegger está en un papel que también defiende muy honorablemente, estamos ante un personaje humano lejos de los estereotipos de superhéroe o antiheroe. La película es grisácea, parece un camuflaje para ese tinte que le dan a Arnold con la intención de que no aparente la edad que ya todos sabemos que tiene.

Más que un filme de zombies es una lucha encarnizada de un padre por ayudar a su hija que ve claramente que se le va de las manos, es como si fuera un guion de esos padres en los hospitales con sus hijos con enfermedades complicadas que se aferran a la vida y a la esperanza con coraje, pues Maggie no es otra cosa que eso mismo pero en un escenario imaginario de zombies poco sangrientos. La idea no está mal, de echo Maggie es una película muy correcta, está llena de emociones y goza de una trama pausada pero contundente que mantiene en vilo al espectador.

Crítica de Maggie

Difícil de catalogar, entraría en thriller, terror, drama adolescente, la estética como se ha comentado llama mucho la atención porque a veces pasan de unas tonalidades grisáceas apocalípticas a volver el color como si el director estuviera mandando un mensaje al espectador. La película es tan lenta que da la impresión de que es cómo si el guión fuera algo escaso y hubiera que alargar la historia con la agonía de un padre y de una hija (Abigail Breslin) que sabe lo que se le avecina.

En líneas generales es una película que se deja ver.

 

 

Acerca de Antonio Arenas

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.