martes , septiembre 25 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de El Renacido (The Revenant)

Crítica de El Renacido (The Revenant)

“Que Dios no te de lo que puedas aguantar” ese refrán define muy bien la premiada película en los Globos de Oro que nos trae el director Alejandro González Iñárritu.

El Renacido (The Revenant) es un espectacular filme, que nos adentra en la historia de un trampero que es atacado por un oso, sus compañeros al verle mal herido y moribundo le dan por muerto y le dejan abandonado, Hugh Glass, que así se llama el personaje que interpreta Leonardo Dicaprio, se recupera de las heridas del oso y clama venganza.

Rodaje de The Revenant

Con primeros planos e imágenes impactantes, de verdadero infarto, Iñarritu nos adentra en una atmosfera de nieve y contratiempos que hace que no descanse ni un minuto el espectador, magistral largometraje de lucha por la supervivencia en pos de la venganza con escenas increíbles, salvajes y totalmente animales y primitivas que se quedan grabadas en la retina por su realismo, algunas parecen sacadas de un capítulo del Último superviviente, de Apocalipto de Mel Gibson o incluso de Juego de Tronos por su elevada violencia que en algunos casos concretos producen sobrecogimiento.

A pesar de todos esos adjetivos también es una película de una gran belleza por su fotografía que viene de la mano de Emmanuel Lubezki . Sin tener un trama novedosa si es una película distinta del género, todo se mueve despacio pero con contundencia y sobre un objetivo claro para una persona que ya no tiene nada que perder, porque lo ha perdido todo, lo único que le queda es su propia vida a la que no le da importancia, la justa como para hacer justicia.

Un viaje hacia lo más primitivo del ser humano

El papel que interpreta Leonardo Dicaprio es vibrante, angustia verle agonizar casi toda la película, se mete con destreza en la piel de Hugh Glass trasmitiendo la crudeza, la pesadumbre, la tensión y los límites del ser humano, podría sonar para los Oscar por su trabajo sin lugar a dudas.

El Renacido, escena Leonardo DiCaprio violado por un oso

El Renacido (The Revenant), es un thriller- western lleno de ira vengativa, una película que se podría calificar de épica, un viaje hacia lo más primitivo del ser humano, donde esa violencia y esas imágenes casi gore en algunos fotogramas nos hacen reflexionar sobre a lo que estaríamos dispuestos los que en la comodidad de la butaca de un cine seríamos capaces de hacer si en esa situación límite nos viéramos sorprendidos. Por lo que hay mucho de reflexión en este trabajo del ya reconocido cineasta mexicano Iñárritu.

El Renacido (The Revenant) es una película sin un guión complicado ni enrevesado, tampoco tiene unos diálogos ricos, al contrario tiene unos silencios que gritan, que conjugan muy bien con la contundencia de las imágenes y la música, el rojo de la sangre y el frio de la nieve constante que llega a meterse en las carnes del espectador.

El Renacido es una película exceso, Iñarritu nos lleva al confín, le hace aflorar al espectador todos los sentidos, carne cruda.

Crítica de El Renacido (The Revenant) de Antonio Arenas.

Acerca de Antonio Arenas

Mira esto

Crítica de El Pacto

Crítica de El pacto. La peluca de Belén Rueda

Los tratos y acuerdos con el Diablo han sido abordados en numerosas ocasiones por la …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.