jueves , abril 26 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Mia Madre

Crítica de Mia Madre

Este fin de semana pasado se han estrenado dos películas de directores italianos y ambas tienen algo en común que tratan el cine como medio para narrar una historia.

Aquí en Mia Madre de Nanni Moretti con tintes autobiográficos del propio director.

Margherita es una directora de cine, que se encuentra en toda una crisis existencial en todos los terrenos de su vida, está rodando una película y no encuentra el tono en el guion ni con el protagonista, John Turturro que se le antoja todo un divo, su pareja sentimental la abandona, su hija no confía en ella, y madre está gravemente enferma en el hospital. Todo su mundo se derrumba a su alrededor y la verdad se le viene encima.

Mia_madre-727416936-large

En Mia Madre Nanni Moretti realiza un retrato intimista desde dentro de su profesión, desde bambalinas y los entresijos de los propios sentimientos que se esconden tras la cámara y los días de un rodaje. Aquí no podemos saber todo lo que es suyo o no, pero pinceladas ha ido dejando, eso sí, ha pasado su experiencia a un papel femenino, y se ha dado protagonismo casi como espectador para verse desde la barrera observado, ya que su papel es el del hermano de la protagonista principal.

La película narra la verdadera historia que el director sufrió con su madre durante el rodaje de su película Habemus Papam, donde su madre, Agata Apicella, falleció en esos días. Se detona una intensidad arrolladora en el personaje principal bloqueada por las circunstancias, sin querer reconocer los hechos que tan evidentes quedan para el espectador.

Al mismo tiempo que la trama está tratando temas dramáticas, Mia Madre está cargada por momentos de instantes humorísticos que descargan de intensidad emocional, compensando así la tragedia intrínseca en esos dos hermanos que con sus miradas están llenando la pantalla de dramatismo constantemente.

El papel que encarna el directo Nanni Moretti es el que dota de más realidad a la película y que equilibra el personaje de la directora, su hermana, pues la pone los pies en el suelo, eso que a veces el miedo nubla y no deja ver. Otra de las características que hay en el film, es la verdad, esa que duele, y que aquí se va diciendo a la cara de un personaje a otro, y hace reaccionar, ya que no se ha dado cuento, por egocentrismo puro y duro.

Aunque todo esto es positivo, por momentos la idea se diluye en la narración y en actuaciones y se queda efímero, no se queda en conjunto demasiado homogéneo que cuaje a la perfección, ya que el espectador tiene que ir hilando muchas veces, y no se fusiona todo solo. Aunque Moretti aquí tiene un gran fondo, no es su obra más completa.

 

 

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario