sábado , abril 21 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Dioses

Crítica de Dioses

En Dioses la interpretación del actor Tomasz Kot, llena toda la pantalla, pues realmente está totalmente expuesto a las cámaras en todo momento, siendo el protagonista.

No sabremos si el hecho que la película del director Lukasz Palkowski que logró en su país, Polonia, un récord de taquilla, y que logró 7 Premios de la Academia de Cine Polaca, incluyendo el de mejor película, tendrá la misma repercusión en nuestro país, pero bien es verdad que hay alabar el ritmo desenfadado que ha impreso al film y que no decae en ningún momento.

Crítica de Dioses

Zbigniew Religa es un cirujano que se labra un gran porvenir en su carrera y defiende unas prácticas muy revolucionarias para su época. Para ello decide independizarse y sacar adelante su propio hospital luchando en contra de la burocracia de la sociedad, con tesón y entusiasmo. Así intenta una y otra vez, en contra de sus colegas y casi de la lógica, el implante de un corazón humano, para salvar vidas. Romperá barreras muy altas, tales como culturales religiosas, culturales y morales que le pondrán en el punto de mira de todos.

Puede que el hecho de volver a visionar un biopic nos parezca que ya son demasiado en nuestra cartelera de cine, pero aquí en Dioses, todo es bastante distinto. El tono, aunque a veces frio y seco, es mucho más desenfadado dentro de la temática que se trata y que uno cabría esperar. La música es uno de los atenuantes al respecto de ese toque de sacar del corsé rígido marcado por la historia en, y a lo que estamos acostumbrados por el género.

No estaremos ante una película ni perfecta ni redonda, pero sí contiene esos pequeños toques de nostalgia cinéfila que hará que el espectador quede atento durante el metraje. La luz que se utiliza en la cinta nos traslada a la época y nos sitúa con propiedad junto con un personaje con un ego variante y que baila por momentos en una vida en torno a su profesión, a sus éxitos y a como no a sus fracasos, pues el enfoque es realista y muestra todos los ángulos de la vida del protagonista personal y laboral, sin incidir demasiado en lo sentimental, pero sí en la parte que pudiera influir en la parte laboral.

En Dioses la interpretación del actor Tomasz Kot, llena toda la pantalla, pues realmente está totalmente expuesto a las cámaras en todo momento, siendo el protagonista principal, y encarnando al personaje del biopic, el doctor Zbigniew Religa mostrando una frialdad y una elegancia, al mismo tiempo, característico y propio de un cirujano que logra los éxitos que fraguo en su profesión.

Sorprende que durante el metraje la inmersión femenina sea casi de postín, a excepción de la figura de la mujer de Religa y alguna más externa como protagonistas secundarias, el resto las mujeres que aparecen en los hospitales trabajando son meras azafatas que simulan ser unas simples maniquís de adornos, y que dan sensación de una sociedad machista en los años que corrían.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Un sol interior

Crítica de Un sol interior. Una historia de la soledad

Cada año la actriz Juliette Binoche tiene varios trabajos, en esta ocasión es en Un sol interior de …

Deja un comentario