lunes , abril 23 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de ¡Ave, César!

Crítica de ¡Ave, César!

Por supuesto que hay instantes que los diálogos son inteligentes, nadie les puede negar eso a los Coen, es pura marca de la casa.

Puede que este fin de semana pasado fuera el elegido para estrenos irreverentes entre Deadpool y ¡Ave, César!, éste último sin llegar tanto a sorprender viviendo de quien viene, pues el tándem de los hermanos Coen ya nos tiene acostumbrados a este tono, aunque no siempre acierten.

Crítica de ¡Ave, César!

Son los años 50 y uno de los estudios más reputados de Hollywood quiere hacer una gran producción sobre los romanos, tienen a una gran estrella (George Clooney), pero durante el rodaje es secuestrado, y ahora el productor tendrá que pagar un rescate, además de lidiar con las vidas y egos de otros actores, que nadie se entere del incidente, de sus superiores y de su vida personal para que todo llegue a buen puerto.

El tono de la ironía incidiendo en la sátira no es nuevo ni mucho menos en su cine, y por ello no sorprende, pero aquí además en ¡Ave, César! además no convence del todo, pues el guion queda un tanto deslavazado al quedar los personajes sin estar fusionados entre sí, solo un eje de unión, pues no hay casi cruces de protagonistas y nos hace pensar que todo son escenas sin sentido unas con otras.

Por momentos parece que querer abarcar demasiadas temáticas, demasiados homenajes y referencias no cuaja e incluso algunas cosas llegan a ser hasta cargantes, por no resultar ni ágiles ni divertidas. Reconociendo por supuesto que hay instantes que los diálogos son inteligentes, nadie les puede negar eso a los Coen, es pura marca de la casa, pero aquí no es algo continuado ni encaja en el conjunto final de una trama inconexa por momentos y que se nota al finalizar la proyección.

Aunque a priori el film pudiera parecer todo un homenaje a la figura del productor y todo lo contrario del actor, siendo una sátira el vuelco interpretativo podría ser cualquiera, así que todo queda a la libre imaginación del espectador o del día que cada uno tenga.

A_Ave_C_sar-637114899-large

Otro tema más, es el enjuague temático de fondo que se hace de la política y la religión, ensalzando ambos, con tono y forma, pero al mismo tiempo pasándolo por el filtro del ridículo de la comedia que da para muchas lecturas.

Muchos secundarios aprovechadísimos en todas sus secuencias, pero sobre todo en ¡Ave, César! hay que alabar el gran trabajo que realizan tanto George Clooney y Josh Brolin, ambos son los que soportan la mayor parte del metraje, para mi gusto Brolin, con un registro sorprendente dentro de su carrera.

 

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Un comentario

  1. No me fui de la sala por no hacerles el feo a unos amigos.,la peor pelicula q e visto en mi vida no se la recomiendo a nadie solo a los q kieran cojer rapido el sueño

Deja un comentario