miércoles , noviembre 14 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Fatima

Crítica de Fatima

Este emotivo retrato guarda más de una coincidencia con el de muchas mujeres que nacieron y crecieron durante la posguerra española.

Hay películas oportunistas y otras verdaderamente oportunas. Fatima pertenece al segundo grupo. Cuando la islamofobia crece al calor de los atentados del Daesh, el director Philippe Faucon nos ofrece la historia de una madre coraje musulmana que se esfuerza por lograr que su hijas, educadas en Francia, prosperen en la vida.

Crítica de Fatima

La descripción que realiza el director francés de su protagonista dista de ser el de una fundamentalista. Es cierto que lleva pañuelo y reprende a sus vástagos por su vestimenta, pero también lo es que pretende que estudien y hace todo lo posible para que logren triunfar en la sociedad que les acogió, aunque sea a costa de matarse a trabajar como empleada doméstica.

El emotivo retrato que nos regala el cineasta galo guarda más de una coincidencia con el de muchas mujeres que nacieron y crecieron durante la posguerra española y que se esforzaron porque sus hijos tuvieran una carrera que les permitiera progresar socialmente. Es verdad que en su casi totalidad eran católicas, pero compartían una similar idea de la decencia y una fe en el trabajo duro muy similares a los de Fatima.

Philippe Faucon, que ha convertido en un tema recurrente de su filmografía los problemas de integración de los magrebíes en Francia, trata sin demasiados subrayados la dura existencia de esta mujer que sale adelante a pesar de las dificultades. Eso no impide que muestre temas espinosos, y cierta crítica hacia el racismo de ciertos ciudadanos franceses con los inmigrantes, pero lo hace de una manera más o menos sutil. Por otra parte, aborda con sensibilidad el conflicto entre aquellos extranjeros a los que ha costado sobrevivir en la sociedad gala y sus vástagos, que han asumido las costumbres occidentales y han perdido algunas tradiciones del país del que provienen sus progenitores. En algunos casos, este contraste de ideas produce agrias confrontaciones, como le ocurre a Fatima con su hija pequeña, una chica rebelde que parece avergonzarse del trabajo de su madre como mujer de la limpieza.

Fatima-615935966-large

El realizador francés, que adapta dos poemarios autobiográficos de la escritora Fatima Elayoubi, triunfa especialmente en la construcción de uno diálogos que traspiran una compleja naturalidad y en la espléndida dirección de sus trío protagonista. Soria Zoundat imprime verdad a esa progenitora luchadora sin acudir nunca a los excesos gestuales. Lo mismo se puede decir de Zita Hanrot y Kenza Noah Aïche, dos jóvenes intérpretes que encarnan sin aspavientos innecesarios a esos inmigrantes de segunda generación que han dejado a un lado ciertas prácticas de sus progenitores.

En resumen, Fatima es un largometraje que encuentra su gran valor en la honestidad y sinceridad que desprenden sus imágenes. Esas quizá hayan sido las claves de su éxito y del beneplácito de la crítica en los premios César del cine francés, donde el filme ha vencido en los apartados de película, guion adaptado y actriz revelación (Zita Hanrot).

3.5
Sending
User Review
0 (0 votes)

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de La noche de Halloween. Duelo a muerte en Haddonfield

Las franquicias suelen ir degradándose poco a poco con las sucesivas continuaciones. El respeto por …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.