miércoles , julio 18 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Inferno. ¿Por qué lo llaman acción cuando quieren decir barullo?

Crítica de Inferno. ¿Por qué lo llaman acción cuando quieren decir barullo?

Confusa adaptación de una novela escrita por Dan Brown que pretende sorprender al espectador con inverosímiles giros de guion y una trama efectista.

El director Ron Howard ha encontrado un filón en las adaptaciones de los best-sellers de Dan Brown protagonizados por el personaje de Robert Langdon, un profesor de iconografía y simbología religiosa de la prestigiosa Universidad de Harvard.

Crítica de Inferno

El responsable de Una mente maravillosa o Apolo 13 ha aplicado su impersonal y mortecino estilo a unas historias de suspense salpicadas de referencias artísticas e históricas. El resultado son cintas extremadamente convencionales y farragosas que, sin embargo, han contado con el respaldo de la taquilla.

Crítica de Inferno

Inferno, la tercera entrega cinematográfica de las aventuras de Langdon, no aporta demasiadas novedades respecto a la franquicia iniciada con El código Da Vinci y continuada con Ángeles y demonios. Quizá lo más curioso de este largometraje respecto a sus predecesores sea encontrarse un protagonista desmemoriado que no recuerda demasiado bien cómo ha entrado a formar parte del maquiavélico plan de un multimillonario que pretende acabar con la superpoblación mundial.

Howard y el guionista David Koepp, que ya intervino en el libreto de la segunda película de las peripecias del profesor universitario, urden una trama repleta de giros imposibles donde se dan cita los momentos de acción, una madura historia de amor e ingredientes propios del cine fantástico sin que las diferentes partes acaben de funcionar conjuntamente.

inferno-428501808-large

Al desastre general contribuye un pirotécnico desenlace que confunde acción con barullo. Todo parece demasiado inverosímil y aparatoso como para ser el gran pasatiempo que el largometraje pretende ser. Por otra parte, las referencias a Dante y La Divina Comedia no pasan de ser una mera excusa para que los personajes se paseen por la fotogénica Florencia y la no menos bella Venecia.

Howard ni siquiera logra que su vistoso reparto brille como debiera. Tom Hanks se limita a imprimir su simpatía y honestidad habitual al protagonista masculino, mientras que Felicity Jones no acaba de convencer como la ambigua e inteligente joven que acompaña a Langdon en sus pesquisas. Ni siquiera intérpretes habitualmente eficaces como Omar Sy, el protagonista de Intocable, y Sidse Babett Knudsen, la actriz danesa que se dio a conocer con la serie de televisión Borgen, acaban de sobresalir por culpa de unos personajes mal perfilados y bastante planos.

inferno-364854189-large

En resumen, Inferno vuelve a demostrar que las películas que pretenden repetir fórmulas aparentemente probadas son meros productos de usar y tirar que, en la mayoría de las ocasiones, ni siquiera cumplen con su propósito de entretener.

Crítica de Julio Vallejo Herán

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.