lunes , abril 23 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Vientos de la Habana. Un gran plantel de secundarios salvan en parte un thriller con aire televisivo

Crítica de Vientos de la Habana. Un gran plantel de secundarios salvan en parte un thriller con aire televisivo

Félix Viscarret sorprendió gratamente con su ópera prima, Bajo las estrellas, con su segundo largo se esperaba mucho más.

Vientos de la Habana es la adaptación a la gran pantalla por Félix Viscarret de la novela de Leonardo Padura Vientos de Cuaresma.

El director en su anterior trabajo también adaptó una obra literaria, aunque en aquella ocasión trabajó en solitario, y aquí lo hace en la parte guionista con el propio Leonardo Padura y Lucía López Coll.

Lástima que en comienzo que augura una buena exposición y dinámica visual poco a poco vaya perdiendo esa intensidad que apreciaba en esas primeras imágenes y que dan mucho que imaginar. Esos buenos augurios se desinflan por momentos por el guion y en otros casos por las interpretaciones.

Crítica de Vientos de la Habana

El inspector de policía conde conoce a Karina, una joven con tanto encanto como enigma, ese encuentro se envuelve en una noche con los vientos de la Habana sacudiendo la ciudad. La investigación que le otorgan al detective es la de una violación y asesinato de Lissette, una profesora del instituto donde se formó el mismo. Al mismo tiempo que intenta llevar una relación con Karina y conocer sus secretos también busca los de la profesora y las razones de su muerte que le muestran parte de La Habana y sus suburbios, aunque se pensara que ya conocía todo.

Viscarret sorprendió gratamente con su opera prima, Bajo las estrellas,  y su posterior largo se esperaba para comprobar su trayectoria. La meticuloso que fue en la primera aquí solo se nota por tramos, no hay una continuidad uniforme que proporcione un buen ritmo a la trama. En el primer largo mezcla con gran tacto el drama y la comedia, combinadas con grandes interpretaciones.

En Vientos de la Habana parece que estemos viendo un guion ya visto en otros formatos televisivos y que no impresiona, pues recuerda a muchos otros protagonistas inspectores de policía.

Secuencias forzadas tras los parones en la historia que resultan forzados. Aun así hay que agradecer que Vientos de la Habana posea una fotografía excelente que cautiva en imágenes y que eso si se desarrolla de continuo. Las tomas aéreas son las que disponen los cambios escénicos de personajes y de ciertas historias cruzadas que en conjunto es un todo, aunque no todas sean totalmente creíbles.

Últimamente es verdad que Cuba está siendo retratada en filmografía en ciertos ambientes sociales, en las escuelas, en la identidad de género. Aquí en la corrupción de las altas esferas aunque no se enfoque directamente, eso sí todo revuelto en tramas personales que cuentan el interior las personas de a pie que en definitiva son los que sufren todas las represiones y presiones.

278265-jpg-r_640_600-b_1_d6d6d6-f_jpg-q_x-xxyxx

Más que destacar los actores principales, que no tienen una interpretación homogénea, sobre todo Jorge Perugorría, habría que decir que ellos en sus bajas tomas es cuando se apoyan en los grandes secundarios que al final salvan parte del trabajo. Vientos de la Habana tiene un gran plantel de actores secundarios que representa la grandiosidad de sus trabajos aunque solo sea en una escena.

Puede que el tráiler lleve un poco a engaño al pensar que Juana Acosta es una protagonista principal total. Sus apariciones son más bien escasas, dan el apoyo emocional al personaje principal, pero en cuanto a actuación se le echa en falta la garra que proyectó en Anna, película colombiana que no se ha estrenado en nuestro país, y que posee una fractura interpretativa de gran calidad por su parte.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Un sol interior

Crítica de Un sol interior. Una historia de la soledad

Cada año la actriz Juliette Binoche tiene varios trabajos, en esta ocasión es en Un sol interior de …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario