Jueves , Mayo 25 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de Socotra, la isla de los genios

Crítica de Socotra, la isla de los genios

Jordi Esteve ha rodado el único documental en la lengua socotrí, un idioma sudarábigo relacionado con el legendario Reino de Saba.

Jordi Esteva escribió hace unos años Socotra, la isla de los genios, ahora pasados unos años su libro lo lleva a la gran pantalla, reflejando así sus palabras en imágenes y su pasión por las culturas orientales y africanas. Además aprovecha su profesión de fotógrafo para que esa parte sea una de las más relevantes de la película.

Unos camelleros realizan una expedición a las montañas antes que comiencen las lluvias. En ese trayecto se cruzarán con pastores y con el hijo póstumo del último sultán de Socotra. El calor del fuego de una hoguera dará lugar a que las historias que se traspasan generación tras generación sean contadas, donde los genios, duendes y serpientes enormes serán los protagonistas de esas veladas.

socotra_la_isla_de_los_genios-253604913-large-001

Verdad sobre lienzo escrito y fotografiado es lo que desprende el metraje de Socotra, desde la sencillez hasta la profundidad de las vidas en esas tierras que encierran historias que sobrevivirán al paso de los años y las generaciones.

El matiz del blanco y negro en pantalla da mayor intensidad al paisaje, a veces desértico y a veces virgen de la vorágine de las civilizaciones avanzadas y de la cruel mano del hombre, se palpa la nobleza del paraje que embauca por su clara identidad.

Culturas y pueblos arraigados a sus costumbres y sus ancestros sin mayor pretensión que seguir el ritmo de los días y de sus vidas en tierras queridas y dejadas a vivir su propia naturaleza, que aquí es lo que se reivindica en cierta forma, la naturalidad sea cual sea.

Hay momentos que no hay doblaje de las conversaciones, pero es innecesario, son sumamente relevante los gestos de los protagonistas, su ambiente y la forma de comunicación entre ellos para captar la esencia.

Una fotografía excelente buscando los pequeños detalles,  pero también enfocando el conjunto del paisaje y sus ocupantes, en todos los reinos, animal y vegetal. Hay una búsqueda de lo humano en ese pueblo que persiste a los años y que resiste por el embrujo de sus historias. Otros de los factores a resaltar es la intensidad del sonido, potenciando el ambiental que da una gran consistencia a la historia.

Jordi Esteve ha rodado el único documental que se trata en su totalidad en la lengua socotrí, un idioma sudarábigo relacionado con la antigua lengua del legendario Reino de Saba.

El film se desarrolla en la isla de Socotra ubicada en el océano Índico, entre Cuerno de África y la península de Arabia. Posee un ecosistema único en el mundo y por ello y por muchas otras razones, muchos países quisieron llegar hasta la isla.

 

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de La Doncella. Amor, belleza y perversión

Protagonizado por dos cautivadoras jóvenes, Kim Tae-ri y Kim Min-hee, y un excelente intérprete en su papel de estafador …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario