viernes , septiembre 21 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de “CC1682”. Interesante documental de David Reznak

Crítica de “CC1682”. Interesante documental de David Reznak

El director David Reznak retrata durante dos horas la vida de Mali, sus anhelos y sus cortapisas a la hora de la vida cotidiana.

En esta época que muchos no quieren oír hablar de pateras, de lanchas y personas que abandonan sus hogares en busca de un futuro mejor, ahora que muchos protestan porque les invaden, es hora de rescatar historias realmente humanas, donde la verdad que se esconde nos debería hacer recapacitar y no volver la mirada o renegar de las razones de muchos de esos éxodos.

David Reznak retrata en “CC1682” y durante dos horas la vida de Mali, sus anhelos y sus cortapisas a la hora de la vida cotidiana. El pasado que les ha influido a la hora de encarar su día a día, el pan que llevarse a la boca, o la identidad personal que salvar tanto si eres hombre o mujer.

Puede que el discurso masculino sea más o menos evidente, pudiéndose extrapolar a muchos otros lugares donde la represión haya estado latente en su sociedad. Lo que si sorprende es el tramo donde las mujeres dan voz, donde muestran sus avances y todo lo que aún tienen y quieren lograr.

Es curioso, y alentador, que impongan a las personas por encima de la religión sin renegar de las creencias. Dan valor a lo terrenal, a lo necesario y lo fundamental como ser humano.

Mali una ciudad que se desgrana en sus ruinas, en sus penurias pero al mismo tiempo en la búsqueda de una cultura y de unas bases institucionales que les abalen un mañana mejor  y todo hay que alabar con una gran sonrisa pero con la reivindicación por bandera.

El director ha aprovechado el hecho de la celebración del cincuenta aniversario de su independencia para ver si ésa su liberación ha ayudado a que el pueblo sea más libre en todos los sentidos, económicos, culturales y como no, emocionales.

Fotografías que parecen que van a desembocar en un cuento en movimiento, donde la realidad pudiera ser otra, muy diferente a la que se plasma.

Finalmente, y en su conjunto, el viaje que dibuja es difícil, complicado, arañado en las entrañas por el paso y poso de los años. Cicatrices que no se ven, pero que se palpan en el ambiente y que necesitan ser contadas.

Es un documental circular, que se aborda de manera paulatina, dando paso temática a temática, con un eje central, pero comenzando y terminando por los mismos personajes. Avanzando con paciencia en cada historia, en cada forma de ver las cosas y sus necesidades.

“CC1682” en un documental con un tono sincero, que se perfila desde la historia del pueblo de Mali, empastado en imágenes con una gran delicadeza, naturalidad y también originalidad.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Megalodón

Crítica de Megalodón. No siempre lo más grande es lo mejor

Tiburón sigue siendo la mejor película de escualos de toda la Historia del cine cuarenta …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.