Sábado , Julio 22 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de Kong: La isla calavera. Un reboot a la altura

Crítica de Kong: La isla calavera. Un reboot a la altura

Puntuación:

Diálogos rápidos e ingeniosos en un porcentaje notable del guión. Enlaces y encadenamientos de escena brutales, épicos. Efectos especiales sin precedentes, seguramente marquen un antes y un después en la cinematografía de King Kong

User Rating: 3.5 ( 1 votes)

Este año 2017 vuelve la clásica figura de King Kong con una película estadounidense de acción, fantasía, monstruos y aventuras dirigida por Jordan Vogt-Roberts.

Siendo esta un reinicio (reboot) de la franquicia de Kong. Kong: La isla calavera (Kong: skull island) se estrena en España este próximo viernes 10 de marzo.

El filme se sitúa en la década de los 70, recién finalizada la Guerra de Vietnam, cuando un equipo de soldados, junto a un elenco de investigadores y una fotógrafa, es enviado a reconocer una isla desconocida virgen ubicada en el Océano Pacífico sin saber lo que ahí les depara. Tribus indígenas, seres monstruosos y el mítico King Kong –el ‘rey’ de la isla- serán su principal y única compañía tras una llegada al atolón no muy apacible.

Crítica de Kong: La isla calavera

Superproducción del año, cuidada y pulida al detalle. Reboot que toma como punto de partida la historia del gigantesco gorila Kong ya trillada y más que trasnochada, pero que a medida que se va tejiendo dramáticamente adopta identidad propia. Película alejada estratosféricamente del remake académico, propuesta que funciona perfectamente de forma autónoma independientemente de su protagonista clásico, en definitiva, una historia que posee cerebro propio.

Tráiler de Kong: La isla calavera

Diálogos rápidos e ingeniosos en un porcentaje notable del guión. Enlaces y encadenamientos de escena brutales, épicos. Efectos especiales sin precedentes, seguramente marquen un antes y un después en la cinematografía de King Kong y probablemente del género ‘survival en isla hostil, salvaje y habitada por seres monstruosos’ al más puro estilo Jurassic Park, aunque esta hace ademán de mezclarse con una escenografía muy yanqui y setentera, hábilmente sacada de filmes como Apocalypse Now.

Una Brie Larson entrañable en el papel de ‘chica Kong’, rostro muy característico y actual que le aporta a la película de género una frescura sorprendente, al igual que Tom Hiddleston interpretando al rudo explorador protagonista y salvador por la causa justa, que aunque de naturaleza más sustituible, sigue siendo una pieza acertada del gran engranaje técnico y artístico que supone la nueva película de Kong. Señalar también las figuras de Samuel L. Jackson y John C. Reilly en sus papeles de militar coronel y ‘viajante’ en el tiempo -ver para entender- respectivamente.

Una banda sonora impetuosa y de lo más cañera que anuncia los momentos de acción marcados por unas coreografías absorbentes y delirantes, compuestas de tiros, estampitas, explosiones y ataques terroríficos de seres hiperbolizados, producen al otra lado de la pantalla un aturdimiento meritorio por parte de un público que dudo haya visto nunca antes y de manera tan minuciosa y realista ser vivo parecido contra el que dirigir napalm y disparos de ametralladoras Browning –armamento americano usado en la Guerra de Vietnam-.

Este filme, producido por los dos titanes Warner Bros y Legendary Pictures, no tiene desperdicio alguno ni para el espectador más sensible y refinado, quien se verá de principio a fin, e involuntariamente, absorto por la buena adecuación del ritmo al cronómetro en una película que con dos horas clavadas de metraje no da cabida siquiera ni al más mínimo bostezo, aunque para ello es muy recomendable visualizarla en una buena sala de cine, como se ha hecho siempre, rindiendo honor a tan clásica figura de ciencia ficción, el mítico King Kong.

Acerca de Raimon López

Mira esto

Crítica de La casa de la esperanza

Crítica de La casa de la esperanza. La lista de los Żabiński

Correcto y poco novedoso drama sobre una familia polaca que ocultó a judíos en el …

Deja un comentario