domingo , noviembre 19 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de El tercer asesinato. Un thriller de Hirokazu Koreeda

Crítica de El tercer asesinato. Un thriller de Hirokazu Koreeda

Puntuación:

Si muchos pensaban que el director hubiera dejado de lado su lado más cinéfilo en torno a la familia, al verse inmerso en el mundo thriller, están equivocados, sigue con su filón de encrucijadas de emociones y sentimientos.

User Rating: Be the first one !

Hirokazu Koreeda incluso cambiando de género cinematográfico, en El tercer asesinato, ha seguido en su línea de sentar las bases de su nuevo proyecto la familia y todas las complejidades que todo ello conlleva.

Misumi es acusado de robo con homicidio, no es su primera detención, ya estuvo en la cárcel treinta años atrás y pago por el mismo delito. Ahora será el conocido abogado Shigemori quien le defienda, aunque no tendrá muchas posibilidades de ganar el juicio, ya que el propio acusado en su detención se declaró culpable. A medida que tanto la defensa como la fiscalía pone nombres sobre la mesa para las declaraciones en cada parte, surgen las dudas sin todo es tan sencillo como parecía al principio.

Crítica de El tercer asesinato

Koreeda utiliza el thriller como alfombra para extender todo lo que rodea a un crimen, un incidente que se envuelve con giros a distintas bandas, acusado, abogado y la familia en sí.

Si muchos pensaban que el director hubiera dejado de lado su lado más cinéfilo en torno a la familia, al verse inmerso en el mundo thriller, están equivocados, sigue con su filón de encrucijadas de emociones y sentimientos dentro de ese entorno para dar más enjundia.

De hecho la parte que más embauca es aquella donde ya todo está impregnado con los enigmas familiares, los cruces emocionales que se dibujan y desdibujan por momentos, y que aportan algo más que el mero hecho de un juicio en un estrado. Además de plantear diferencias entre el bien y el mal, o si incluso hay actos que tuvieran justificación para muchos.

Como podríamos diferenciar en distintas partes El tercer asesinato, la fase donde nos emplaza a lo referencial judicial y de los hechos que se juzgan está impregnado de tintes del cine más habitual coreano, donde los toques enigmáticos destacan por encima de lo demás, ya cuando pasamos al terreno personal de los protagonistas y en su ambientación en esa parte es justamente cuando se plasma mucho más el cine de Koreeda que empasta también con lo habitual del cine japonés, recordando incluso visualmente y en sonido a otros directores de su época.

Sin desmerecer la producción y dirección de éste su último trabajo, la cinta de Koreeda convence pero no tanto como en sus anteriores producciones. Es un cine más frio, lineal aunque sí enigmático y reflexivo en su contexto pero se tarda en llegar a ello, pero si acertando en su tonalidad y en su forma de llevar la cámara para convencer en ese género, por ello la cinta tiene sus pros y sus contras.

null

Por tramos la película se extiende en algunos segmentos y protagonistas que no nos aportan demasiado y por el contrario nos hubiera gustado conocer mucho más de algún otro que daría mucho más sentido al conjunto.

Pudiera ser que ahí, en dejar cosas en el aire, es donde el director ha querido dejar ver más su parte de misterio y el género de thriller. Dentro de la trama principal se van desgranando subtramas que rodean a cada personaje sin estar exento de juicios paralelos tanto emocionales como judiciales.

El guion juega sutilmente con el espectador, le maneja a su antojo y no da nada por hecho, ni siquiera en su final. Diálogos que esconden verdades que se irán desplegando después, y otras que quedarán a la libre interpretación del espectador, puesto que no se deja todo al descubierto.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Una montaña entre nosotros. Amor bajo cero

El director Hany Abu-Assad se ha especializado en mostrar la juventud palestina en tiempos de …

Deja un comentario