domingo , noviembre 19 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de American Assassin. Terrorismo y venganza

Crítica de American Assassin. Terrorismo y venganza

Puntuación:

Convencional y palomitero thriller que destaca por sus secuencias de acción y evoca en muchos aspectos el espíritu del viejo actioner ochentero.

User Rating: Be the first one !

Resulta difícil de creer, a tenor de su carrera posterior, que Michael Cuesta sea el mismo director de una ópera prima tan sensible y arriesgada como L.I.E. (Long Island Expressway).

Crítica de American Assassin

Aquella cinta, que contaba la particular relación entre un adolescente de familia desestructurada y un hombre maduro con fama de pederasta que se convertía en una suerte de figura paterna, no hacía presagiar que el realizador se convirtiera en un artesano más que se encarga de episodios de series de televisión y dirige thrillers tan comerciales como Matar a un mensajero y la presente American Assassin, adaptación del primer libro de una saga de best sellers escritos por el estadounidense Vince Flynn.

No obstante, su debut y el sexto filme para la gran pantalla tienen inesperados puntos en común. Ambas siguen los pasos de jóvenes sin fuertes lazos familiares que son apadrinados por figuras con claroscuros. En esta ocasión, el protagonista es un más que preparado huérfano que pretende vengar la muerte de su novia en un atentado y su particular figura paternal es un estricto instructor de maneras expeditivas que recuerda en más de un aspecto al sargento Emil Foley que interpretara Louis Gossett Jr. en Oficial y caballero.

Sin embargo, a diferencia de su ya lejana ópera prima, American Assassin no esconde en ningún momento lo que pretende: ser un entretenimiento palomitero de espíritu ochentero que se digiere sin esfuerzo y se olvida casi con la misma rapidez.

Cuesta dirige de manera fluida, sin demasiadas florituras estilísticas y evitando que el espectador se maree en los tiroteos y momentos de acción, algo poco habitual en un género donde el vacío esteticismo, los gratuitos movimientos de cámara y el desquiciado montaje se han convertido en norma. El resultado es un producto ágil, pero que carece de la más mínima marca personal o profundidad.

Los personajes son meros peones en una historia que no destaca por su originalidad precisamente. Por otra parte, las alusiones al terrorismo no van más allá del tópico y la historia de venganza es una vulgar excusa.

Tampoco el irregular trabajo del reparto ayuda a que el resultado final vaya más allá del pasatiempo. Quizá el principal problema a este respecto se encuentre en la elección de Dylan O’Brien, demasiado blando como para hacer creíble a ese joven agente de la CIA sediento de revancha que se ve envuelto en una importante misión como agente secreto. Por el contrario, Michael Keaton convence con una histriónica y divertida interpretación de duro preparador. Su descontrol deja patente que American Assassin debe ser considerada como un simple entretenimiento que no conviene tomar demasiado en serio.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Una montaña entre nosotros. Amor bajo cero

El director Hany Abu-Assad se ha especializado en mostrar la juventud palestina en tiempos de …

Deja un comentario