viernes , diciembre 15 2017
Home / Noticias de cine / Muces 2017, Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia. Bulgaria País invitado

Muces 2017, Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia. Bulgaria País invitado

Muces 2017, Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia, tiene todos los años un país invitado, en esta ocasión es Bulgaria.

Desde el 15 al 21 de noviembre la filmografía búlgara estará presente en Muces 2017 con 13 trabajos y además ocho cortometrajes de animación infantil que es la que este año completa la sección.

Los trabajos que se exhibieran son de todas las décadas que llevan produciendo. Su cinematografía tiene 100 años de historia, comenzó en 1915 con Vasil Gendov con Bulgarán es un galán, a partir de ahí es cuando se crearon los cimientos del cine en el país. El director Gendov en su primer trabajo no solo dirigió si no que fue el protagonista.

Bien es verdad que como nos comentaba en rueda de prensa el embajador de Bulgaria en España, Ivan Kondov, hasta el año 1989 los directores realizaban películas dirigidas principalmente hacia el público nacional, con temática propia y con corto recorrido, pero los nuevos directores que surgen cambian ese concepto, buscando la diversidad y expandir su filmografía mucho más allá de sus fronteras.

La retrospectiva que el festival dedica al cine búlgaro es la siguiente, teniendo presente en ella a los directores que han tenido más peso y repercusión:

Rangel Vulchanov (Na malkia ostrov – En la isla pequeña, 1957), su trabajo más importe fue La Estrella de David en 1959, siendo una coproducción con Alemania, y teniendo el reconocimiento con el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Cannes.

Vulo Radev (Osadeni dushi – Almas condenadas, 1975), el director debutó con el ladrón de melocotones, siendo un éxito internacional y estando incluida en el Catálogo de Oro del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Metodi Andonov (Koziyat rog – Cuerno de cabra, 1971), una película que llegó a nuestras carteleras en 1972 con un gran éxito de taquilla, permaneciendo en la misma casi tres años. Esta película está considerada como la mejor película búlgara de todos los tiempos.

Binka Zhelyazkova (Baseynat-La piscina, 1977), fue la primera mujer búlgara en dirigir una película en su país, y también una de las primeras mujeres en rodar en los años 50.

Borislav Sharaliev (Vsichko e lubov – Todo es amor, 1979) Obtuvo prestigio con su primer trabajo independiente, Song of a Man (1954), una película biográfica sobre el revolucionario y poeta N.Vaptsarov. Abordó el movimiento de resistencia de la Segunda Guerra Mundial (1939 – 45) en TwoVictories (1956) y One Quiet Evening (1960).

Hristo Hristov (Edna zhena na 33-Una mujer a los 33, 1982)  Su película de 1979 The Barrier ganó el Premio de Plata en el XI Festival Internacional de Cine de Moscú.

En la sección oficial estará presente el cine más contemporáneo, habrá muchas películas que no se han estrenado en nuestro país como Godless, de Ralitza Petrova, ópera prima de directora que ha cosechado recompensas en los festivales de Locarno y Sarajevo, con una cinta donde la explotación y las desigualdades sociales son el pan de cada día en la época de la democracia. Western una coproducción con Alemania, de la directora Valeska Grisebach, tratando los problemas de la inmigración y su integración pero con una estética formal y visual que recuerda al género al que hace referencia su título; esta propuesta estaba entre las tres finalistas de los Premios Lux, pero finalmente no se ha alzado con el premio. Las ya estrenada El rey de los belgas, de Peter Brosens y Jessica Woodworth, una cinta que oscila entre falso documental y road movie, que también trata el tema de los fronteras pero desde otra perspectiva, mezclando drama y comedia.

Además habrá una conferencia sobre el cine búlgaro de la mano de Mariana Hristova, crítica de cine, periodista cultural y programadora búlgara, La charla será después de la proyección de Un minuto de Gloria de Kristina Grozeva y Petar Vakchanov (coproducción grecobúlgara) basada en hechos reales, mostrando la evolución de la sociedad y su forma cambiante y superficial.

La filmografía búlgara siempre tuvo en sus comienzos un poso propagandístico, pero después de la II Guerra Mundial, comenzaron a surgir más trabajos que revelaban su consistencia artística, con mayores temáticas que fueron aumentando con el paso de los años. Hace dos años en España tuvimos la ocasión de poder tener en cartelera una propuesta búlgara con una gran carga social y dramática, La lección, de Petar Valchanov y Kristina Grozeva, habiendo además conseguido el Premio Kutxa-Nuevos Directores a la Mejor Película en el Festival de San Sebastián.

En definitiva propuestas diferentes, pasado y presente de su cine, para poder ver la evolución de la cinematografía búlgara y como se ha ido acoplando al paso del tiempo al salir de sus fronteras, pero sin perder su sello de identidad.

www.muces.es

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Corazón de piedra

Muces 2017. Crónica del día 2, Corazón de piedra

En la segunda jornada de Muces hemos podido ver tres películas que no tienen ninguna …

Deja un comentario