miércoles , septiembre 19 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Loving Pablo. El amor es una droga

Crítica de Loving Pablo. El amor es una droga

Puntuación:

Una aproximación a la vida del narcotraficante colombiano Pablo Escobar que pretende ser un acercamiento íntimo, pero se queda a medio camino en su intento.

User Rating: Be the first one !

El narcotraficante Pablo Escobar se ha convertido en un personaje de moda para el cine y la televisión en la segunda década del siglo XXI. Las primeras temporadas de la serie Narcos se centraron en su persona; el largometraje Escobar: El paraíso perdido ofreció una curiosa visión del criminal desde la perspectiva de un surfero norteamericano, y cintas como Barry Seal (El traficante) o Infiltrado han abordado tangencialmente su figura.

Crítica de Loving Pablo

Loving Pablo pretende acercarse al famoso delincuente desde una perspectiva íntima. El filme está basado en Amando a Pablo, odiando a Escobar, el libro de Virginia Vallejo donde la periodista cuenta los detalles de su relación amorosa con el que fuera jefe del cartel de Medellín.

La intención del trabajo de Fernando León de Aranoa parece ser acercarse a los aspectos más personales del capo de la droga, pero la película traiciona pronto sus postulados y se convierte en un biopic más.

Quizá el gran problema lo encontremos en el uso como narradora del personaje de Vallejo. Se entiende que ella apunte algunos de los hechos que compartió con el narcotraficante, pero resulta más discutible que lo haga en otros en los que no estuvo presente. Por otra parte, su rol acaba siendo bastante secundario en la historia y, por tanto, los detalles de la vida de Escobar muy poco reveladores.

El español Fernando León de Aranoa, autor de las estimables Los lunes al sol o  Un día perfecto, no logra imprimir verdadera personalidad a la película y el largometraje en su conjunto se ve aquejado de una falta de fuerza. No hay una nueva visión del criminal y lo que se muestra ya se ha visto antes en su mayor parte.

Queda, no obstante, el esfuerzo interpretativo de Javier Bardem, en la piel de Escobar, y Penélope Cruz, como su amante,  aunque esa labor se vea un tanto entorpecida por unas caracterizaciones algo excesivas que evidencian demasiado su carácter de burdo disfraz.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Blackwood

Crítica de Blackwood. ¡Chas! y aparezco a tu lado

Los internados y escuelas de señoritas se han convertido en un escenario recurrente del cine …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.