domingo , agosto 19 2018
Home / Noticias de cine / Million dollar baby y Moneyball, dos grandes apuestas del siglo XXI para los amantes del cine y el deporte

Million dollar baby y Moneyball, dos grandes apuestas del siglo XXI para los amantes del cine y el deporte

El cine y el deporte conviven en armonía, son dos mundos paralelos que, en ocasiones, han conseguido cerrar auténticas obras maestras.

A lo largo de la historia del cine unas cuantas de estas obras han enganchado al espectador con una acertada combinación de sentimientos y emociones que representan a la perfección lo mejor de ambos mundos.

El cine tiene la innata capacidad de reflejar lo duro pero hermosa que puede llegar a ser la vida de un deportista de alto nivel, ya sea en un relato basado en hechos reales, como en uno de ficción, pero representando situación que se puede dar con facilidad en el deporte en sí mismo.

Dos de estos ejemplos son dos joyas del séptimo arte que representan ambas de estas vertientes, dos obras de arte para los amantes del cine y el deporte, hablamos de Million Dollar Baby y Moneyball. Dos deportes distintos (boxeo y béisbol), dos historias diferentes, pero con algo en común, dos maneras de contar el mundo del deporte absolutamente brillantes.

Million dollar baby (2004), la obra maestra de Clint Eastwood

Million dollar baby y Moneyball, dos grandes apuestas para los amantes del cine y el deporte

Million Dollar Baby nos cuenta una historia de boxeo de manera magistral, en una de las mejores películas del actor y director Clint Eastwood.

La película, protagonizada por el propio Clint Eastwood junto a la oscarizada Hillary Swank y el siempre estupendo Morgan Freeman, narra la vida de una chica de origen humilde, deseosa de triunfar en el mundo del boxeo, que consigue atraer la atención de un tipo serio, un ogro de gimnasio, que accede a entrenarla para convertirse en su único maestro y casi padre adoptivo.

Convertida en boxeadora de éxito todo acaba de la peor manera posible. Y pese a su triste final, la cinta consigue que te enganches a la pantalla desde el primer minuto empatizando con la protagonista y con una historia merecedora de todos nuestros halagos.

Moneyball (2011), uno de los mejores trabajos de Brad Pitt

En MoneyballBrad Pitt interpreta a Billy Beane, le acompañan en el reparto Jonah Hill y Philip Seymour Hoffman.

Basada en hechos reales Pitt da vida a un director de uno de los equipos de la Liga Americana de Béisbol, quien le apuesta al deporte y tendrá que crear, con escasos recursos económicos, un equipo capaz de competir entre los más grandes. Billy Beane había sido jugador de béisbol profesional, con un enorme futuro por delante, pero su bajo rendimiento en partidos oficiales lastró su carrera.

Por este motivo toma la decisión de retirarse y continuar su vinculación con el deporte de otra manera. Beane tomó las riendas de un equipo medio e hizo historia aplicando en el deporte métodos novedosos junto a su ayudante. Pese a las críticas Billy Beane se mantuvo firme en sus teorías convencido de que todo iba a salir bien, tal y como tenía previsto. Una película imprescindible si eres un verdadero amante del deporte.

En definitiva, cuando el cine y el deporte van de la mano nos ofrecen historias realmente brillantes, que consiguen convencer al espectador.

Moneyball y Million Dollar Baby son solo dos películas recomendadas entre las mejores apuestas cinéfilas, pero hay muchas más, muchos títulos que se podrían incluir en este artículo si eres un amante del deporte y del cine por igual.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Vito Corleone en "El Padrino".

El clásico El Padrino regresa a las salas de cine el 29 de junio

El Padrino (Francis Ford Coppola, 1972), una de las películas más aclamadas de la historia, …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.