martes , octubre 16 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Camarón: Flamenco y revolución

Crítica de Camarón: Flamenco y revolución

Puntuación:

No es la primera vez que la figura de Camarón se ve reflejada en el cine o en televisión, pero posiblemente sea la ocasión en que la figura del artista se haya tratado con más respecto y pulcritud.

User Rating: 5 ( 1 votes)

En esta ocasión el documental está dirigido por Alexis Morante y al guion acompañado de Raúl Santos. Ambos ya habían trabajado juntos y eso se nota en su resultado final, en la minuciosidad en el relato, en la imaginación estampada en palabra y en el collage creado con imágenes de archivo, ya que una de las particularidades de esta película documental es el no tener declaraciones actuales, solo haberse nutrido de todo lo retratado sobre la vida del cantaor y sus recuerdos.

Crítica de Camarón

El 2 de julio de 1992 fallecía José Monje Cruz y se perpetuaba el personaje de Camarón de la Isla para la historia. Cerca de su aniversario, 26 años, de su más sincero adiós, de su partida dejando su legado artístico para todos y el personal para sus familiares y amigos Camarón: Flamenco y revolución llega a la gran pantalla.

Camarón: flamenco y revolución va de menos a más incitando al espectador a conocer cada vez más la vida del personaje, incluyendo todo lo que personalmente le influyó en su carrera, lo bueno y lo malo, sin dejar en el tintero nada, pero sin ser incisivo innecesariamente. Un trabajo humano, meticuloso y preciso de su vida, con sus declaraciones, con sus grabaciones y sus fotografías personales que se ensalzan con una locución de Juan Diego llena de imaginación, de verdad, de ironía y de humor para llevarnos a su cante y a su persona.

Resaltar la brillantez con que están incorporadas las animaciones en el metraje, insertadas las canciones que son la propia lectura de la vida de Camarón, ambas cosas junto con el impresionante relato y voz de Juan Diego dan un dinamismo y vitalidad al relato que hacen de todo su conjunto, una película digna de volver a visionar, no solo para disfrutar del personaje sino también del montaje realizado donde la emoción es un gran componente.

Camarón dijo en su momento tras su fracaso en el lanzamiento de su disco La leyenda del tiempo, que habría que escucharlo más para reconocer que era bueno, no faltándole razón al respecto, en su día querer ser actual le pasó factura, profesionalmente y personalmente, algo que está perfectamente estampado en la cinta. Aquí no tenemos esa circunstancia, no hace falta, con el primer visionado Alexis Morante nos entrega una recreación de la vida del protagonista con gran calidad y con gran estilo humano e histórico.

Ya en el documental de Antonio Vega, que también distribuyó Karma Films, las animaciones eran partes importantes de la película ya que metafóricamente y muy estratégicamente dibujaban a la persona dentro del personaje conocido. Además aquí la fotografía de lo poco que no es de archivo como tal de Camarón y que se utiliza para proyectar más la palabra del texto del guion, es de gran calidad, con el submundo del cantaor, con similitudes de su vida y con la necesidad de mirar desde la lejanía, la cercanía de él mismo.

Componiendo la película con imágenes de archivos han respetado a la persona, al personaje, al mito, a la esencia y destacando su historia que se eleva con la personalidad de la voz de Juan Diego, sin poder imaginar ahora mismo a ningún otro actor en su relato, ya que acaba metiéndose en el personaje y en la historia con gran destreza.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de El capitán

Si en estos momentos está en marcha el festival de San Sebastián en la pasada …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.