jueves , diciembre 12 2019
Home / Críticas de cine / Crítica de Pequeñas mentiras para estar juntos. Subgénero reunión de amigos

Crítica de Pequeñas mentiras para estar juntos. Subgénero reunión de amigos

Puntuación:

Convencional mezcla de drama y comedia que se sustenta en el buen trabajo de todo su reparto.

User Rating: Be the first one !

Reencuentro y Los amigos de Peter son dos pequeños clásicos que han sentado las bases de un particular subgénero: el de las películas de reuniones de colegas. Pequeñas mentiras sin importancia y Pequeñas mentiras para estar juntos, su secuela, se ajustan como un guante a los lugares comunes de este tipo de filmes.

A Contracorriente

Como sus predecesoras, los dos largometrajes de Guillaume Canet nos muestran a un grupo de amigos que se juntan con un hecho más o menos dramático como excusa.

La estructura es claramente coral, intentando dar a cada uno de sus actores y personajes un momento estelar, y el conjunto pretende generar risas cómplices y alguna lágrima. Todo ello acompañado de una banda sonora repleta de canciones pop.

A contracorriente

Pequeñas mentiras para estar juntos no huye del tópico y repite la fórmula de su predecesora. Nos encontramos ante los mismos protagonistas algo más viejos que se reúnen para festejar el sesenta cumpleaños del miembro más veterano del grupo, que no pasa precisamente por su mejor momento vital . Sus jornadas juntos servirán para poner de manifiesto sus secretos, pasiones ocultas y rencores, aunque esos problemas no menoscaben el afecto que cada uno de los miembros del grupo se siente por el resto.

Al igual que la primera cinta de la serie, Canet saca provecho de unos diálogos nada forzados y una dirección de actores que permite a todo el elenco, formado por algunas de las estrellas más famosas del cine galo, mostrar sus habilidades interpretativas en distintos registros. Quizá la gran diferencia respecto a la segunda parte se encuentre en un tono más distendido y cómico.

A contracorriente

Sin embargo, a pesar de sus bondades, la cinta dista de ser perfecta. La inclusión de canciones pop que no siempre responden a una necesidad dramática, una duración excesiva y la escasa originalidad de la propuesta impiden que la película vaya más allá del producto agradable que funciona como mero entretenimiento, aunque acabe olvidándose muy pronto.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Ventajas de viajar en tren: escuchar no siempre es comprender

Hoy en día todo el mundo dice que escucha, pero ¿entiende o comprende lo que …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.