jueves , diciembre 12 2019
Home / Críticas de cine / Crítica de Madre de Rodrigo Sorogoyen: la facilidad de hablar del dolor ajeno

Crítica de Madre de Rodrigo Sorogoyen: la facilidad de hablar del dolor ajeno

Puntuación:

Un thriller emocional donde el dolor y el perdonarse a uno mismo es todo uno, pero al mismo tiempo busca la comprensión por parte de los demás, todo ello reflejado en el personaje de Elena, que está interpretado por Marta Nieto, quien soporta el peso de toda la película tanto en cámara como en personaje, todo vira entorno a ella, para bien o para mal.

User Rating: Be the first one !

Rodrigo Sorogoyen es uno de los directores que a priori tiene mejores ideas dentro de nuestro cine, oscilando entre lo comercial y el cine menos convencional, de ese que sin llamarse de autor, posee en su guion las emociones y facetas de la vida que atrapan.

Iván está de vacaciones con su padre en una playa de Francia, y llama a su madre, Elena, lo que pudiera parecer una conversación rutinaria se convierte en la desesperación de una madre por saber qué le pasa a su hijo. Diez años más tarde Elena estará viviendo en esa misma playa donde Iván realizó la llamada. Cuando su vida se convierte en rutina conoce a Jean, un adolescente que físicamente le recuerda a su hijo y su pasado.

Wandavision

Un thriller emocional donde el dolor y el perdonarse a uno mismo es todo uno, pero al mismo tiempo busca la comprensión por parte de los demás, todo ello reflejado en el personaje de Elena, que está interpretado por Marta Nieto, quien soporta el peso de toda la película tanto en cámara como en personaje, todo vira entorno a ella, para bien o para mal.

Madre lleva implícito en su guion los prejuicios sociales de algunas relaciones, llevadas a unos extremos por las apariencias. Pero sobre todo ahonda en la fragilidad de las personas al encontrarse con las pérdidas de seres queridos, de la culpabilidad y el flagelo que llevo implícito el camino a seguir tras ese acontecimientos. Eso lo dibuja bien rodrigo Sorogoyen junto con Isabel Peña, Marta Nieto se desenvuelve con soltura en ese personaje encerrado en sí mismo, que necesita hablar pero no sabe cómo ni con quién.

Pero uno de los problemas que tiene el director es no saber encauzar bien el recorrido que lleva en la película, comienzos muy buenos, con un buen desarrollo pero sabe llegar al final con el mismo ritmo y que nos atrape, ahí tiene alguna que otra laguna, su atropello, que a veces tiene, no nos deja disfrutar de un conjunto redondo.

Madre vuelve a tener ese pequeño, o gran dependiendo del criterio de cada uno, desacierto. Aquí los giros vienen de golpe, como si de una segunda película se tratase, y se podría decir que en sí, esa segunda parte es la que no cierra totalmente la primera.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Ventajas de viajar en tren: escuchar no siempre es comprender

Hoy en día todo el mundo dice que escucha, pero ¿entiende o comprende lo que …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.