jueves , enero 23 2020
Home / Críticas de cine / Crítica de Cats, el musical de las navidades que no del cine

Crítica de Cats, el musical de las navidades que no del cine

Puntuación:

Un guion que se centra en describir la diferencia del bien y el mal, de matizar en los quince primeros minutos los pecados capitales, y que de ahí ya está todo hecho, a excepción de brindar la canción estrella Memory, en varias ocasiones, y que sería lo más destacable del filme. Muchos minutos sin tener mucho mas que contar y en un tono bastante lineal.

User Rating: 0.88 ( 2 votes)

Hace siete hace Tom Hooper se atrevía con la adaptación del musical de Claude-Michel Schönberg y Alain Boublil al cine de los Miserables, basada en la novela de Víctor Hugo, y ahí salió indemne de no fracasar en pantalla para la mayoría de los espectadores.

Por ello, debe ser, se ha atrevido con llevar a la gran pantalla Cats, musical que lleva estrenado desde casi cuarenta años, desde que en 1981 el compositor, escritor, autor, productor y director británico Lloyd Webber compusiera toda la banda sonora, inspirada en la adaptación de una colección de poemas de T. S. Eliot: Old Possum’s Books of Practical Cats.

Es la noche de los Jélicos, donde uno de los gatos de la tribu será elegido para una nueva vida jelical. Old Deuteronomy (Judi Dench) será la que tome la decisión, y para ello cada uno de los allí presentes tendrá que mostrar sus habilidades, pero no todo no será tan fácil, algún que otro gato no querrá que esta ceremonia no se celebre, además de tener que incluir a una gata marginada dentro del grupo principal para dejar ver que quiere contarles. Grizabella la repudiada gracias a Bombalurina tendrá la oportunidad de ser escuchada.

Andrew Lloyd Webber ha colaborado con Tom Hooper y ha revisado las canciones que están dentro de los 110 minutos que dura Cats, una cinta que no llena y que juega entre la ambientación real y la de animación, y se queda en tierra de nadie.

Un guion que se centra en describir la diferencia del bien y el mal, de matizar en los quince primeros minutos los pecados capitales, y que de ahí ya está todo hecho, a excepción de brindar la canción estrella Memory, en varias ocasiones, y que sería lo más destacable del filme. Muchos minutos sin tener mucho mas que contar y en un tono bastante lineal.

Si queremos ir un poco más allá, no hay mucho que destacar en cuanto a lo visual, no deslumbra, ni se recuerda con el paso de los días, es una cinta tan fugaz como es su visionado, que se puede ver meramente como quien escucha un disco, pero poco más. Porque es mucho más aceptable la voz, que toda la escenografía y ballet que está en pantalla, y por ello hay que destacar la labor musical y concretamente de Jennifer Hudson.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de La verdad. Deneuve contra Binoche

Hirokazu Kore-eda se ha ganado un merecido prestigio como director gracias a películas que analizan …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.