domingo , noviembre 29 2020

Sobre lo infinito: Los tonos grises de la sociedad

Puntuación:

Nos plasma una sociedad con todas sus aristas, distante con los semejantes, donde la empatía no existe, y primando la individualidad por encima de todo. Al mismo tiempo enfoca al ser humano como lo más vulnerable y frágil, por lo anteriormente dicho y por la competitividad cada vez más acuciante y expresado en imágenes.

User Rating: 4.15 ( 2 votes)

Hay cine que nos los dan mascado, triturado y hasta digerido y otro que lo tenemos que realizar cocinar incluso a cámara lenta. Ese es el caso de cualquier película de Roy Andersson, que ahora nos trae para deleitarnos en tanto solo 76 minutos Sobre lo infinito, su último trabajo.

Si pretendemos salir de la proyección con una idea totalmente formada de la película, probablemente no la hayamos entendido en su conjunto, porque el director sueco es de los que deja la semilla y que el espectador recoja los frutos con el tiempo, con el paso de los días y el saboreo de los recuerdos de esas imágenes que contienen esos pequeños detalles que nos llevan de unas a otras.

Una pareja de enamorados sobrevuela una ciudad, abrazados mirando a sus pies, y a esa ciudad que está ardiendo, y de la que ellos escapan al refugio de su amor. Ahí debajo están otras historias, de todo índole, felices, de supervivencia, de dolor y de horror.

Golem

Roy Ardersson vuelve a dejar la cámara fija para que en la lentitud de su rodaje se vean los pequeños detalles, de la esencia de los personajes y de sus historias, que nos dejan pensativos ante las situaciones a las que nos enfrentan, en muchos casos con el silencio como aliado.

Nos plasma una sociedad con todas sus aristas, distante con los semejantes, donde la empatía no existe, y primando la individualidad por encima de todo. Al mismo tiempo enfoca al ser humano como lo más vulnerable y frágil, por lo anteriormente dicho y por la competitividad cada vez más acuciante y expresado en imágenes.

Roy Andersson realiza con la imagen trazos de poesía, todos ellos tirando a tonos grises, enfocándonos en una película de matices críticos, a veces irónicos y donde lo sarcástico es un hilo conductor bastante fuerte.

Golem

Una voz en off que nos lleva por la versión actual de las Mil y una noches, de una manera hipnótica combinándola por la forma de narrar del director, saltando de una historia a otra, pareciendo inconexas pero con toda la intencionalidad de plantear similitudes o contrapuntos que nos hagan pensar más si cabe.

Sobre lo infinito posee un guion construido a base de microrrelatos, combinando lo negativo con puntos positivos para desgranar una sociedad que se envuelve en tonos grises y que a veces saca hasta algún que otro color.

Golem

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de No matarás ¡Jo, qué noche!

El director David Vitori se recupera con No matarás del traspiés que supuso El pacto, …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.