miércoles , agosto 4 2021

El consumo de Cine Porno se dispara durante la pandemia

Consumo de cine porno

El mundo del cine ha cambiado. La llegada, hace ya más de 1 año, de la Covid 19, ha alterado la vida de millones de personas en todo el mundo y con ello los usos y costumbres de todos nosotros, incluído el uso y disfrute de las salas de cine que se ha visto muy mermado. Y es que, entre las medidas de higiene, las restricciones de movilidad, la obligada distancia de seguridad y la decisión de las grandes productoras de retrasar sus grandes estrenos hasta que remitan todas estas circunstancias adversas, las perdidas de espectadores han ido en aumento y no tienen visos de aumentar a corto plazo.

Con esta ausencia de grandes estrenos y los múltiples impedimentos para acudir a las salas el consumo de todo tipo de cine en casa se ha visto incrementado en un alto porcentaje y esto, como no, también a afectado al cine para adultos que vive un último año de esplendor. Todas los medios y plataformas de contenido para cine y contenido para adultos, como bingo porno, han llegado ha multiplicar por diez sus visitas diarias. Un aumento consecuencia directa de varios factores desencadenados por esta dichosa pandemia: más tiempo en casa, ausencia de ocio con amigos y, por último, la imposibilidad real de mantener relaciones sexuales con personas no convivientes.

Y es que en esta época tan dura que vivimos, donde las relaciones personales han cambiado empujadas por la necesidad de mantener distancias, del uso de mascarillas, de los geles hidroalcohólicos por la seguridad de todos; el deseo sexual lejos de desaparecer ha aumentado y con ello la necesidad de esta industria del porno de reinventarse en la red, de ofrecer nuevas alternativas más allá de enseñar tetas y culos. Tanto usuarios como redactores de este contenido para adultos se han visto en la obligación de reinventarse. Varias webs y blogs especializados, conocidos por su contenido porno y vídeos gratuitos han comenzado a subir contenido de pago, superando cada mes su ingreso y número de suscriptores. Así mientras el mundo del cine y los grandes estrenos sufre una crisis sin precedentes el cine porno vive una época de esplendor.

Cine pornográfico

Según estudios recientes, que han recopilado datos de varios cientos de webs, en estos momentos en todo el mundo se consume más cine y contenido pornográfico que contenido de la plataforma de streaming Netflix.

Debido a esta elevada demanda las diferentes alternativas a una relación sexual física y presencial han aumentado y se han diversificado utilizando los recursos tecnológicos disponibles y que están al alcance de casi todos los públicos. Con el sencillo uso de un smartphone o cualquier dispositivo móvil con una conexión a internet, ya tenemos acceso no solo a pornografía, sino a muchos otros servicios que buscan satisfacer ese deseo sexual.

Una de las alternativas más buscadas son las webcam de sexo que permiten a los usuarios ver en directo y hasta mantener una conversación con otra persona mientras esta se masturba o realiza alguna otra práctica sexual, obteniendo de esta manera un placer sexual a distancia y a través de la pantalla.

Otros de los grandes beneficiados por la pandemia han sido los sexshops online que además de ofrecer seguridad y rapidez en sus envíos, nos otorgan una discreción total en nuestros pedidos, además de asesoramiento online y toda la información que muchas veces no nos atrevemos a preguntar en tienda física. Su enorme variedad de productos y alternativas ya sea de cine, juguetes sexuales, lubricantes, etc… les han convertido en un negocio en pleno auge y más en estas circunstancias tan especiales. Estas tiendas eróticas online están trabajando a pleno rendimiento para poder ofrecer a su miles de usuarios todo tipo de productos para disfrutar del sexo en solitario o en la compañía de tu pareja.

Y es que antaño para poder ver cine porno teníamos que acudir a algún cine especializado o a alguno de los muchos videoclubs que ofrecían todo tipo de propuestas de alquiler, aunque precisamente no de una manera demasiado discreta. Otra opción era visitar algún quiosco de prensa para adquirir algunas de las revistas porno disponibles. Esto, hoy en día, ha cambiado totalmente, la enorme facilidad para acceder tanto a ordenadores como a nuestros dispositivos móviles hace que este consumo online se haya disparado, un enorme porcentaje de búsquedas en internet están relacionadas con el porno y la industria de la pornografía.

El uso, disfrute y consumo de contenidos y cine pornográfico es una parte que, tomada en su justa medida y con la seriedad que merece, enriquece nuestra vida sexual e incrementa el placer de nuestras relaciones ya sea en pareja o en solitario. Y más hoy en día cuando la seguridad de nuestra casa ya no es una opción, sino una necesidad, y en la que este tipo de actividades sexuales y de consumo de pornografía, ya sea en series, películas, videos o hasta chat de sexo, además de ser las más seguras sirven para explorar nuevos caminos de nuestra sexualidad.

No olvidemos nunca que el sexo es una parte esencial e integral de nuestra vida, que va muchos más allá de una necesidad. Es mucho mejor explorar nuestras necesidades sexuales y el cine porno siempre fue una de las mejores alternativas. Una forma segura para disfrutar de nuestra sexualidad en estos tiempos de pandemia, y así evitar recurrir a prácticas sexuales ilegales que puedan poner en peligro tanto tu integridad como la de tu pareja en esos momentos.

Muchas veces la mejor manera de satisfacer ese deseo sexual es disfrutar de una buena película porno, y actualmente hay muchos medios que ofrecen esta alternativa de forma gratuita y sin peligros si mantienes una serie de medidas de seguridad al navegar por ellas. Recuerda que ver pornografía no es algo insano y antinatural, es parte de nuestra naturaleza.

Parece claro que la pandemia no ha podido con el deseo sexual, el ser humano necesita de ese contacto físico y buscará cualquier alternativa para satisfacer su lívido ya sea en solitario, en pareja, o a través de una pantalla.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Las 20 escenas de películas infantiles que podrían causar un impacto emocional en los niños

El equipo de Terapia Familiar de la plataforma de psicólogos ifeel recopila las 20 escenas …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.