domingo , octubre 2 2022

Crítica de ‘El día de la bandera’. Grandes pretensiones, escasos resultados

Puntuación:

Fallido drama paternofilial que nunca logra emocionar ni trascender un guion rutinario.

User Rating: 1.86 ( 1 votes)

El actor Sean Penn comenzó su carrera como director con una notable serie de largometrajes donde se daban la mano drama y thriller. Extraño vínculo de sangre, Cruzando la oscuridad y El juramento le convirtieron en uno de esos nombres a seguir dentro del cine estadounidense. Un interés que aumentó más si cabe con Hacia rutas salvajes, mezcla de película de aventuras y manifiesto ecologista que se ha convertido en una merecida obra de culto. Sin embargo, su regreso como realizador con Diré tu nombre, un melodrama romántico protagonizado por Charlize Theron y Javier Bardem, se saldó con un rotundo fracaso crítico y comercial.

Inopia Films

Una impresión que se vuelve a repetir con El día de la bandera, adaptación a la gran pantalla del libro autobiográfico escrito por la periodista Jennifer Vogel. El largometraje muestra la particular y difícil relación entre un padre estafador con ambiciones de grandeza y su hija, una joven que siente un inmenso amor por él a pesar de haber sido abandonada en numerosas ocasiones

Penn, con un guion escrito por Jez Butterworth como base, nos ofrece una película que pretende emocionar, pero que no lo consigue en ningún momento. No ayuda demasiado la estructura fragmentada por la que opta en el primer tercio del filme, donde se producen enormes saltos temporales, aunque tampoco el nivel se eleva en el resto del metraje, cuando se ahonda más en la relación entre el progenitor díscolo y un vástago que intenta redimirlo a toda costa.

Inopia Films

Penn intenta alejarse del telefilme recurriendo en ocasiones al esteticismo naturalista de las últimas obras de Terrence Malick, incluyendo imágenes a cámara lenta o imitando las textura de los filmes caseros en Súper 8, pero ninguna de estas estrategias logra que el espectador mire con cierta distancia e incredulidad aquello que ve en pantalla. No ayuda demasiado que el propio Penn encarne con histrionismo al padre protagonista ni que Robyn Penn, su hija en la vida real, parezca perdida a la hora de interpretar el rol de la protagonista femenina.

Hay un evidente deseo de trascender a través de una película de género, como ocurriera como muchos de los cineastas americanos de los setenta a los que admira, pero no lo logra en ningún momento. De hecho, desaprovecha el simbolismo del propio título del filme, el día de la fiesta nacional de Estados Unidos y cumpleaños del desventurado personaje masculino, aunque esté sea más o menos obvio. El director podría haber ahondado en la paradoja de un ser humano abocado al fracaso en una tierra donde se valora el éxito a toda costa.

Inopia Films

En definitiva, El día de la bandera tenía todos los ingredientes para haber sido una buena película, pero no lo consigue por un guion rutinario, una dirección de actores inadecuada y una puesta en escena poco brillante. Ni siquiera las estupendas canciones folk de Eddie Vedder, Cat Power y Glen Hansard, que en el filme están apoyadas por unas imágenes propias de un videoclip, logran evitar la sensación de fiasco.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de ‘Jaula’. Notable debut en el largometraje de Ignacio Tatay

Ignacio Tatay es un director que había conocido cierta repercusión con dos cortos que han …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.