domingo , abril 14 2024

Crítica de ‘John Wick 4’. Extenuante ballet hiperviolento

Puntuación:

Espectacular película de acción con unas impresionantes secuencias de peleas que se sustenta en una excesivamente mínima base dramática.

User Rating: 3.97 ( 1 votes)

Los directores Chad Stahelski y David Leitch crearon en 2014 un clásico de acción con John Wick (Otro día para matar). El punto de partida era sencillo: un antiguo asesino retirado y pasando el duelo por la muerte de su pareja vuelve a sus antiguas prácticas cuando le matan al perro y destruyen uno de sus coches. La estilización de las secuencias de acción y la creación de un universo criminal secreto con curiosas reglas, unido al carisma del actor Keanu Reeves, convirtieron a la cinta en un referente y el comienzo de una exitosa franquicia.

Keanu Reeves como John Wick en John Wick 4. Foto: Murray Close

En cada una de las secuelas, dirigidas por Stahelski, se ha aumentado más la espectacularidad de las peleas y estirando más si se quiere la trama con la excusa de la particular revancha de la sociedad secreta contra Wick, que había roto las normas de la casa al matar un asesino en un hotel de esta particular organización.

Lance Reddick (Charon) e Ian McShane (Winston) in John Wick 4. Foto: Murray Close

John Wick 4 repite los mismos elementos de la serie, especialmente de la tercera entrega, y los lleva al paroxismo. Los fans de la serie van a disfrutar de lo lindo con un ballet ultraviolento, la aparición de los personajes clave de la saga y un villano malo malísimo encarnado por Bill Skarsgård. No obstante, parece que sea un mero estiramiento sin aportar apenas nada más que una nueva ración de coreografías espectaculares rodadas con una estética de neones heredera del Ridley Scott de Blade Runner o Black Rain. Quizá lo más novedoso sea que las aventuras del protagonista tienen un carácter más internacional y la entrega parece ser un punto y aparte en el particular universo creado casi una década atrás.

Donnie Yen( Caine), Bill Skarsgård (Marquis) y Marko Zaror (Chidi) en John Wick 4. Foto: Murray Close

Evidentemente, la habilidad de Stahelski para la acción es lo único que sostiene una película con escaso sustento dramático que se contenta con repetir logros previos.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

«Los niños de Winton». Un super héroe muy humano

Estos días llega a nuestras salas una obra dramática basada en hechos reales. Cineralia ha …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.