jueves , septiembre 13 2018
Home / Críticas de cine / Golpe de efecto. El encanto de los estereotipos.

Golpe de efecto. El encanto de los estereotipos.

Clint Eastwood ya dijo después de ‘Gran Torino’ que su regreso a la interpretación quedaba sujeto a papeles que fueran de su agrado. Por esto no es extraño que haya decidido volver a colocarse delante de las cámaras en ‘Golpe de efecto’ (Trouble with the curve), ya que el telón de fondo de la película es una defensa férrea al estilo old school y su personaje de un ojeador de béisbol que se está quedando ciego tiene sus raíces en los vestigios del veterano cascarrabias Walt Kowalski (aglutinador definitivo de todo lo que ha significado Eastwood para el cine), aunque carente del mismo sentido moral.

De esta forma, el debut en la dirección de Robert Lorenz (primer asistente de dirección de Eastwood entre 1997 y 2004) cabalga a lomos del carisma innegable de su trío protagonista, encabezado por el propio Clint Eastwood y secundado por la siempre radiante Amy Adams y por un Justin Timberlake que, sin ser un gran actor, es capaz de generar una química convincente con cualquier actriz que le pongan al lado.

A pesar del potente reparto, ’Golpe de efecto’ es una película menor, estigmatizada por proponer un discurso sobre la vocación vital exasperantemente naif más bien propio de los años 90. Las tramas se solapan de tal forma que al final la película queda totalmente desencajada y sólo mantiene el rumbo gracias a la estereotipación risible tanto de su desarrollo narrativo como de los roles de los secundarios, que conducen la película sin necesidad de profundizar en los leitmotivs de los protagonistas.

Irónicamente, esta psicología de galleta de la suerte, un modelo de representación empeñado en obviar cualquier matiz realista y una sincera falta de pretensiones, hacen que el visionado de ‘Golpe de efecto’ resulte tan relajado que llega a ser agradable, siempre y cuando uno se olvide que existe la magnífica ‘Moneyball’.

Acerca de Gerard Fossas

Mira esto

Crítica de Blackwood

Crítica de Blackwood. ¡Chas! y aparezco a tu lado

Los internados y escuelas de señoritas se han convertido en un escenario recurrente del cine …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.