viernes , septiembre 21 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Premonición

Crítica de Premonición

Convencional película con asesino en serie que evidencia en exceso su deuda con Seven, el clásico de David Fincher.

Los thrillers con psicópatas se consolidaron como subgénero en los años noventa. El silencio de los corderos y Seven fueron, sin duda, los títulos estrella de aquella época. Una atmósfera enrarecida, unos personajes torturados y unas escenas del crimen de cuidada estética fueron las señas de identidad de aquellas cintas.

Premonici_n-484395787-large-001

Premonición parece uno de aquellos largometrajes tan habituales en las carteleras de cine de hace más de dos décadas. De hecho, recuerda a los dos filmes señeros de aquel tiempo. Al fin y al cabo, nos encontramos con Anthony Hopkins, el que fuera Hannibal Lecter en el largometraje de Jonathan Demme, aunque en esta ocasión encarne a un personaje menos oscuro, y la trama, donde un asesino juega al gato y al ratón con los agentes de la ley y justifica sus crímenes por causas morales, recuerda a la mítica producción dirigida por David Fincher en 1995. De hecho, el largometraje fue ideado como una particular segunda parte de Seven, aunque acabó siendo una producción sin ningún vínculo con aquella pequeña joya.

El brasileño Afonso Poyart, autor de la poco conocida 2 conejos, dirige con escasa tensión una historia repleta de giros y salpicada con elementos propios del género fantástico. El resultado es un trabajo rutinario que fracasa principalmente al visualizar con una estética cercana a la publicidad las visiones de un veterano doctor que ayuda a la policía a capturar el asesino. Por otra parte, el debate que la película propone sobre un tema tan delicado como la eutanasia no va más allá de lo meramente obvio.

En definitiva, Premonición pretende inquietar, pero solamente ofrece una sucesión de lugares comunes. Ni siquiera el reparto acaba de brillar del todo. Mientras Hopkins vuelve a repetir su papel habitual de hombre misterioso y enigmático, Jeffrey Dean Morgan y Abbie Cornish se limitan a cumplir con su rol de agentes taciturnos. Menos lograda aún es la interpretación del villano de la función, al que encarna un escasamente inspirado Colin Farrell.

Crítica de Premonición de Julio Vallejo.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de Megalodón

Crítica de Megalodón. No siempre lo más grande es lo mejor

Tiburón sigue siendo la mejor película de escualos de toda la Historia del cine cuarenta …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.