martes , noviembre 20 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Puntuación:

Convencional biopic que triunfa en los momentos más divertidos, pero fracasa en los melodramáticos.

User Rating: Be the first one !

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de la vida del personaje abordado sin profundizar demasiado en casi ninguno. Bohemian Rhapsody, la película sobre Freddie Mercury, no es una excepción, aunque no sea la superficialidad su único problema.
Bohemian Rhapsody 1
El filme, dirigido por Bryan Singer y un no acreditado Dexter Fletcher, pretende ser un retrato fiel del cantante del grupo británico Queen, pero se queda en apenas esbozo. Quizá los mejores momentos son aquellos en los que el largometraje aborda la comedia, como los que muestran algunas de las divertidas grabaciones del grupo o sus problemas para sacar como single su clásico Bohemian Rhapsody, aunque el largometraje fracase estrepitosamente cuando abraza descaradamente el tono melodramático. La soledad del mítico artista y sus problemas de identidad están tratados de manera demasiado convencional, como si nos encontrásemos en un vulgar telefilme. Bohemian Rhapsody

Por otra parte, algunos espectadores echarán de menos que no se aborde de manera más profunda los vínculos de amistad  del líder de la banda británica con sus compañeros o se desaproveche el que quizá sea uno de los aspectos más curiosos de la vida del artista: que un hombre eminentemente gay sintiera un amor profundo y duradero por una mujer. Tampoco acaba de convencer su relación de dependencia con Paul Prenter, un representante manipulador que dirigió la vida de cantante más allá de lo necesario.

Como suele ocurrir en gran parte de los  filmes biográficos, el montaje es atropellado. Parece que los responsables del largometraje estuvieran más interesados en incluir el mayor número de sucesos relevantes más que en ahondar algo en ellos. Tampoco se entiende demasiado a qué se debe la inclusión de gran parte del concierto benéfico Live Aid y la omisión de los últimos años de la vida del vocalista, aquellos en los que su deterioro físico fue más evidente.

Bohemian Rhapsody
A los muchos reproches que se le pueden hacer al largometraje se puede añadir uno más: la excesivamente histriónica interpretación de Rami Malek, más interesado en copiar movimientos y expresiones que en dar algo de verdadera alma a su personaje. No ayudan demasiado unas prótesis dentales que convierten por momentos su encarnación en una mera caricatura. Tampoco el resto del reparto acaba de brillar por culpa de unos personajes que no van más allá de la anécdota.

En definitiva, Bohemian Rhapsody es un biopic fallido que triunfa en los momentos más festivos, pero se hunde estrepitosamente en los melodramáticos. Aquellos que quieran saber más del líder de Queen tendrán que acudir a los libros escritos sobre el artista, como la muy recomendable Freddie Mercury.La biografía definitiva, escrita por Lesley-Ann Jones.

Acerca de Julio Vallejo

Mira esto

Crítica de La noche de Halloween. Duelo a muerte en Haddonfield

Las franquicias suelen ir degradándose poco a poco con las sucesivas continuaciones. El respeto por …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.