martes , septiembre 25 2018
Home / Críticas de cine / El Niño 44. Enorme decepción

El Niño 44. Enorme decepción

La cinta parte de un texto soberbio, de una novela policíaca que es mucho más que eso, una crónica social, histórica y política de un país y una época concreta.

En esta ocasión voy a cambiar de registro. Sí, porque aunque la película sea una adaptación literaria, no voy a establecer ningún tipo de comparativa respecto del texto y el film, ya que no merece la pena, todo sea porque entre ambas cosas hay años luz distancia. Como siempre digo, la decisión de ver este film reside en cada uno de vosotros, por mi parte, debo expresar aquí mi opinión sobre lo que he visto.

imagen-el-niño-44-pelicula

 

Seguramente mi juicio diste también mucho del de una amplia mayoría, desgraciadamente soy un lector de la novela de Tom Robb Smith, y resulta que los cambios que se han hecho en el film no me han gustado nada, porque han cambiado absolutamente la historia que yo he leído en el libro. Cambios que han supuesto, para más de una persona, un carajal absoluto en el que son incapaces de entender a algunos personajes y por qué pasan determinadas cosas. Esto es una pena, y como he mencionado en el título, la película me ha decepcionado profundamente. Esperaba algo más por parte de un productor como Ridley Scott. La película tiene todos los ingredientes para ser un thriller grandioso, pero fracasa estrepitosamente por su guión deficiente.

Aun así, no podemos restarle mérito al esfuerzo de los actores, que aquí brillan por encima del resultado final del film. Tom Hardy, Noomi Rapace y Gary Oldman. Un trío protagonista de lujo, acompañado de actores secundarios no menos brillantes como Vincent Cassel, Paddy Considine o Charles Dance. Más adelante pasaremos a valorarlas, por el momento, nos centraremos en la historia, en el contenido.

El Niño 44 parte de un texto realmente soberbio, de una novela policíaca que es mucho más que eso, una crónica social, histórica y política de un país y una época concreta. Es aquí donde encontramos el gran punto fuerte del film, el contexto y la atmósfera, ambos muy bien reflejados con tonos grises y oscuros, edificios en ruinas y un ambiente de opresión y delación del que todas las miradas son sospechosas porque, cuando menos lo esperas, pueden llamar a tu puerta de madrugada, y ya se sabe, que si alguien llama a las cinco de la mañana, no es el lechero.

Esto regado con las interpretaciones de los protagonistas. Leo Démidov, un Tom Hardy que cada vez es mejor actor, héroe soviético, decidido a resolver el asesinato de 44 niños a manos de un frío psicópata que esconde un secreto, el cual no desvelaré, entre otras cosas porque en la película pasan absolutamente de él y está solo en las páginas del libro; su esposa Raisa (Noomi Rapace), una joven que se dio a conocer como Lisbeth Salander en Millenium, pero que poco a poco se va ganando su puesto en el podio de las buenas actrices, aquí hace un papel sensacional y es quizás el mejor personaje del film; y vemos también a un veterano Gary Oldman interpretando a un general de la milicia llamado Nesmérov, un hombre que no comulga, al igual que Leo, con ese mantra de que “en el Paraíso Socialista no hay asesinos en serie porque estos son un síntoma de la decadencia occidental”, decidido también a pillar al villano, poniendo en peligro su vida y a su familia.

tom-noomi-child-44-pxl2

Recordemos en donde estamos, el Paraíso del Socialismo, la tierra de los moralmente superiores, donde todos eran iguales, desde luego, iguales en miseria de todos los tipos, un país de hambrunas que causan miles de muertes, y del cual no se podía salir ya que todos tenían confiscados los pasaportes, un país donde no se querían poetas, escritores ni nadie dedicado a las artes humanísticas, pues solo querían Obreros, trabajadores, Héroes del Socialismo.

Intrigas, suspense, y una oscuridad asfixiante son los mejores ingredientes para este plato que podría haber sido una obra maestra del género, pero que al final se torna en algo confuso, haciendo fracasar el conjunto. Por mi parte queda dicho, como siempre, vosotros elegís.

Crítica de El Niño 44.

Acerca de Ramiro González

Mira esto

Crítica de El Pacto

Crítica de El pacto. La peluca de Belén Rueda

Los tratos y acuerdos con el Diablo han sido abordados en numerosas ocasiones por la …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.