domingo , junio 24 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de THE HOST (LA HUÉSPED). Saber convivir

Crítica de THE HOST (LA HUÉSPED). Saber convivir

Os dejamos la Crítica de cine de “The Host (La Huésped)”, estreno en cines este próximo 22 de marzo.

La fórmula para acertar con el éxito taquillero no está inventada todavía pero lo que sí que es verdad que hay sagas o secuelas de películas que no se sabe muy bien el porqué pero tienen mucho tirón. Y por esta razón no van a desperdiciar la oportunidad de seguir con el filón de la saga Crepúsculo, y ahora lanzar a nuestras pantallas “The Host (La Huesped)”, dirigida por Andrew Niccol basada en la novela de la archiconocida Stephenie Meyer por la saga  anteriormente mencionada.

Porque el hecho que la escritora de todos los libros sea  la misma ya nos da una idea de cómo puede ser la película, o al menos a qué tipo de público interesará en un principio; aunque  todo puede variar y los prejuicios o comparaciones por otras películas se nos vayan con el trascurso del metraje de la cinta.

Imagen de The Host (La Huésped)

Actualmente la  Tierra está invadida por unos seres que ocupan el cuerpo y controlan la mente de los humanos, por lo que poco a poco la raza humana se extinguirá. Wanderer  (Saoirse Ronan ) es el ser que ocupa el cuerpo de Melanie, y no le es nada fácil vivir con esa carga de emociones y sentimientos tan fuertes que el cuerpo al que invade le somete y sobre todo no sabe recriminarlas y decírselas al buscador. Las dos identidades tienen una lucha interna y externa que hace que el ser no sea capaz de controlar el resto. Melanie intenta tener el recuedro de Jaried  (Max Irons ) vivo, la persona a quien ama. Para librarse de todos esos sentimientos Wanderer se enamora  de Ian (Jake Abel ), un humano, y ahí comenzará una batalla por vivir en un medio que no es el suyo pero al que aprecia.

Parece que hoy en día en muchos guiones todo huele y se siente a lejano, a algo no tangible pero si imaginable, bueno eso dependiendo claro está de la imaginación de cada uno, zombies, apocalipsis, nuevos planetas. Eso si lo que noto es que todo tiende a tener unos toques más tiernos y realistas que anteriormente, como si nos quisieran acercar más a ese futuro incierto que nos muestran.

Las protagonistas de “The Host (La Huésped”), Melanie y Wanderer, ambas viviendo en un mismo cuerpo luchan con todas sus fuerzas por sobrevivir, por mantenerse cada una en su sitio pero los ideales de Melaine son más fuertes y sólidos, y ella piensa que así superará las órdenes del ser  que tiene dentro de su cuerpo, y luchará por su amor y por su familia.

the-host-la-huesped

Según se nos van entregando las imágenes parece que estamos inmersos en un trama post apocalíptica y de ciencia ficción, cuerpos que entran y salen de otros, todo con fondos blancos, dando neutralidad a los actos. Es curioso como de fondo pero bien alto hay una crítica de los supuestamente seres venidos de otro planeta para justificar la eliminación de los humanos, a las guerras que tienen los humanos en la tierra, que se destruyen ellos mismos, por lo tanto se justifican de esta manera al quitarle la vida un humano. Y en verdad que no le falta razón al guión puesto que el ser humano por naturaleza es destructivo con el mismo, desde la era de los tiempos, las guerras han existido y no se han parado a pensar en las muertes que ello desencadenaba.

En “The Host (La Huésped)” hay un ensalzamiento grande del amor, de la pasión duradera en el tiempo, de la fortaleza de los sentimientos pase lo que pase y sobre todo de los lazos familiares. Incluyendo valores tan grandes en esa lucha por la supervivencia y que ponen por delante como son, la tolerancia, el respeto, la constancia y la amistad, todo se va desgranando poco a poco en un ambiente un tanto reacio a todos esos sentimientos, pero que finalmente dan cabido a ello y para todos.

Por lo que a mi parecer esta cinta tiene mejor guión y fondo que la saga Crepúsculo, una historia más solida, sea más o menos veraz eso sí, pero con un sutil e intenso trato romántico pero sin llegar a rozar la ñoñería, con una carga de emociones importante ya sea en cualquier terreno  afectivo.

Estoy segura que esta película está enfocada a un grupo de gente en particular, pero es normal, no todo puede gustar a todo el mundo, y para todo hoy épocas. Pero hay que tener algo en cuenta algo importante y es que el director y guionista  Andrew Niccol no se ha quedado en lo superficial, si no que ha ahondado un poco con los diálogos, buscando una trama complicada pero con sutilezas para que el espectador piense un poco el porqué de las reacciones y de los comportamientos de los protagonistas.

A destacar dos aspectos muy bien tratados, que son la música y la fotografía, ambos en todo momento están muy acordes con la trama, y la nitidez de las imágenes trasmite garantía de calidad en el proyecto. Hay algo que posiblemente hubiera mejorado el film y hubiera sido mucho mejor que el metraje hubiera bajado un poco, porque hay momentos que te suenan repetidos y  haberlos visionado con anterioridad, lo cual quiere decir que eran prescindibles.

Las interpretaciones son correctas sin llegar a decir que impresionantes, son papeles sencillos que como mucho necesitan de sus miradas para compenetrarse y hay que decir que si que conectan los personajes entre ellos, aunque hay momentos que las escenas parecen un poco forzadas.

Una Crítica de cine de Susana Peral.
 

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Sherlock Gnomes

Crítica de Sherlock Gnomes. Aventuras para niños

Allá por 2011 se estrenó en cines una película de animación dirigida por Kelly Asbury que …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.