jueves , diciembre 13 2018
Home / Críticas de cine / Un Invierno en la Playa. Teoría y Práctica del Amor

Un Invierno en la Playa. Teoría y Práctica del Amor

Nuestro Redactor Ricardo Jornet nos trae la Crítica de “Un Invierno en la Playa”, de estreno en cines desde el pasado 14 de junio.

El inicio de “Un invierno en la playa” nos recuerda, de algún modo, a una versión deslucida de la familia de genios que nos presentó Wes Anderson en “Los Tenenbaums”, siendo los protagonistas una disfuncional unidad familiar con una idiosincrasia particularmente literaria, los padres separados y los hijos carismáticos y confusos acerca de la vida en general.

Sin embargo, aquí acaban las comparaciones y nadie debe esperar los formalismos o la sutileza de Anderson: los personajes de “Un invierno en la playa” prometen más de lo que acaban cumpliendo y sus avatares particulares (que en general extienden la idea del escritor como eterno joven atormentado) empalidecen ante una trama progresivamente tópica.

Crítica de "Un Invierno en la Playa".

En su primer filme (lo cual en la industria independiente suele ser sinónimo de atrevimiento; aquí lo es pero sólo en parte), Josh Boone nos presenta al padre-escritor de éxito que echa de menos a su exmujer (respectivamente, unos más que cumplidores Greg Kinnear y Jennifer Conelly), a la hija universitaria y nihilista que no cree en el amor (una Lili Collins ratos interesante y a ratos odiosa, que evidentemente se acabará enamorando del moderno-para-todo Logan Lerman) y al hijo adolescente en proceso de maduración que descubre, también, el amor (en la forma de chica guapa adicta a la droga, en la trama que más cojea de las tres).

Teniendo en cuenta la vocación literaria y pensativa de todos los protagonistas, la película acaba siendo una curiosa combinación de reflexión acerca del hecho amoroso y muestra de este hecho en sí.

Por lo tanto, “Un invierno en la playa” bascula entre lo original (unos personajes interesantes, que por momentos se ven implicados en situaciones realistas poco comunes en el cine comercial, en la piel de unos actores que no tienen miedo a probarse a sí mismos) y el tópico (los tres miembros de la familia empiezan temiendo al amor, lo racionalizan y lo apartan, parece posible una reflexión acerca de ello, pero acaban cayendo en relaciones que cargan con los estereotipos más clásicos del amor romántico-especialmente los jóvenes).

El filme se convierte en un tira y afloja (basado más en la emoción que en el verdadero debate) entre el cinismo y el idealismo, entre la reflexión intelectual pasada por un filtro literario y el boy-meets-girl de manual.

un-invierno-en-la-playa-imagen-2

Aunque esto no tiene por qué ser necesariamente malo: es interesante ver cómo los escritores inician el filme articulando un discurso distanciado, demasiado práctico, sobre el amor y la vida y éste cambia radicalmente cuando, ahora sí, de verdad prueban lo que quiere decir vivir el amor y la vida.

Sabemos que suena a lugar común, pero el filme posee el suficiente carisma como para inyectar algo de originalidad en todo el asunto; la cita literaria y la aparición fugaz de Stephen King quizás funcionen también de aliciente para todos aquellos interesados en la parte más libresca del discurso de la película.

En cualquier caso, y como hemos comentado, se nota que unas tramas están más afinadas que otras (quizás estemos un poco hartos de la reciente ola de neo-películas de instituto, véase “Las ventajas de ser un marginado”) y el guión pasa de puntillas por encima de varios puntos cuestionables; son estos los fallos más apreciables dentro de un producto por lo demás digno e inteligente a ratos, que casi seguro satisfará (y esto no suele ser fácil, reconozcámoslo) a los interesados en los amores juveniles y también a los que prefieran personajes más maduros, a los que busquen un cierto discurso literario y a los que simplemente quieran una comedia romántica familiar, bastante por encima de la media de subproductos hollywoodienses que pueblan nuestras carteleras indiscriminadamente.

Una Crítica de Cine de Ricardo Jornet.

 

Acerca de Ricardo Jornet

Simpático redactor de Cineralia; no tan simpático estudiante de cine.

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.