Lunes , Junio 26 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de La Decisión de Julia

Crítica de La Decisión de Julia

Parece que estemos por momentos ante una representación teatral donde los sueños, sueños son, donde la vida pasa en un suspiro…

La influencia de un monólogo de Jean Cocteau para Edith Piaf, La voz Humana, inspiró a Norberto López Amado para llevar a cabo La decisión de Julia su trabajo más delicado e intimista, con guion de Rafa Russo, quien “quería al corazón del espectador por la vía de los sentimientos”, y lo logra y de qué manera, acompañado de una gran banda sonora de Pedro Navarrete, hacen de la película uno de los estrenos de la semana más recomendados.

Crítica de La Decisión de Julia

Julia entra en un céntrico hotel de Madrid, con poco equipaje, una maleta pequeña y sus recuerdos. Se alojará en la habitación donde se esconden los recuerdos que guardan secretos de veinte años atrás y que la han mantenido con vida su corazón. Allí esperará a dos personas con las que compartirá sus últimos minutos y sus confidencias, todo en 15 minutos, todo observando desde la distancia, los recuerdos y anhelos, con la lluvia golpeando en los cristales.

15 días, 20 años y 15 minutos, son la sucesión de tiempo que comprende La decisión de Julia, 15 días que duró una relación suficiente para que 20 años se mantenga en el tiempo como sustento de la nostalgia y el recuerdo de lo vivido en 15 minutos.

Es un retrato intimista y realista del interior de los sentimientos, buenos, malos e incomprendidos, pero queridos, por el corazón y la razón que pasan por el raciocinio y el sentimentalismo en el momento de la hora del último adiós, un ajuste de cuentas con uno mismo, con el pasado, porque el futuro y presente, aunque soñado y querido, no existirá.

Aquí en La decisión de Julia parece que estemos por momentos ante una representación teatral donde los sueños, sueños son, donde la vida pasa en un suspiro, donde los reproches son palabras hirientes para uno mismo, señuelos del amor perdido en un lamento de vida que se quedó encerrado en cuatro paredes y en un corazón que ya no volvió a latir veinte años atrás.

Textos profundos donde la narrativa por momentos te envuelve en la dinámica de disfrutar de la palabra por encima de la imagen, pero es tal la interpretación de Fernando Cayo y Marta Belaustegui, que el conjunto da vida a una película que invita a que los sentimientos florezcan a medida que el guion avanza y que la trama se complica para no ser todo tan simple como puede aparentar.

La decisión de Julia no es una mera historia de amor, que se queda en lo superfluo de la disyuntiva del querer o no querer, del planteamiento del perdón hacia el contrario y uno mismo por las consecuencias por no haber podido vivir lo querido y por lo que sucedió en esos días, si no que transita por los derroteros de un medio thriller entre los dos personajes sin desvariar demasiado, pero sí incidiendo en sus vidas con caminos a veces un tanto tortuosos y traumáticos.

A010_C006_0303FJ

Además incide en tratar temas complicados y complejos para entrar en debates sociales como pueden ser la adopción, la eutanasia y un tema espinoso como Eta; aquí todo tratado con delicadeza y planteando como el dolor y el resquemor pueden plantear unas dudas existenciales dentro de una persona que ama pero a la vez duda, desarrollando muchas cuestiones morales, y ahí es donde se refleja la pasión y al verdad del personaje de Julia, con sus ideas muy claras planteadas con sobriedad pero con sus quiebros emocionales, ya que el amor no está exento de ello.

El tratamiento del color en blanco y negro incide en dar el toque de intimidad y realismo escénico con gran profundidad, otorgando mayor intensidad emocional a los protagonistas, recalcando las imágenes a veces tan contenidas con planos fijos y que se acercan a los personajes de tal manera que llenan la pantalla.

 

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Tráiler de Wonder Woman

La crítica aplaude a Wonder Woman, la mejor de DC desde El Caballero Oscuro

Esta aventura en solitario de la mujer maravilla obtiene el beneplácito de la crítica, “Un …

Deja un comentario