Miércoles , Julio 26 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de Regreso a casa. Retrospectiva de la revolución según Zhang Yimou

Crítica de Regreso a casa. Retrospectiva de la revolución según Zhang Yimou

Puntuación:

El espectador que solo haga de esta una película light y cobarde, no estará viendo con claridad la belleza con la que Zhang Yimou se sirve en Regreso a casa, la belleza y sutileza de las metáforas perfectamente medidas, sin las cuales esta pequeña historia no sería concebida

User Rating: 3.6 ( 1 votes)

Esta película narra, en un tono inconfundiblemente dramático, la detención política de Lu Yanshi, un profesor chino acusado de contrarrevolucionario.

El cineasta Zhang Yimou, responsable de la épica china más memorable jamás contada en la gran pantalla, a la par que autor de filmes políticamente comprometidos por la causa y ácidos para el gobierno censor del país, ha vuelto a la carga con una nueva propuesta que supone una conjunción de estilos.

Crítica de Regreso a casa

La culminación de sus registros y narrativas adquiridas por una carrera de lo más experimentada (1988-2017) y una vida curtida marcada por los altibajos característicos del artista independiente en un país rígido y tradicional como China, se ve sin duda reflejada en el largometraje Regreso a casa (Gui lai).

Protagonizado por la musa predilecta y ex-amante del director, Gong Li, el veterano Chen Daoming y la joven y radiante Zhang Huiwen, esta película narra en un tono inconfundiblemente dramático la detención política de Lu Yanshi, un profesor chino que, como muchos otros intelectuales durante la Revolución cultural, será desterrado de su vida y familia, acusado de contrarrevolucionario, para malvivir en un campo de trabajos forzados.

La trama se inicia con la fuga y posterior intento fallido, por parte del hombre de mediana edad, de burlar a las autoridades y encontrarse con su mujer, quien, junto a su hija –devota del régimen y emocionalmente desligada del padre-, lleva ya mucho tiempo sola. No lo logra y los años se sucederán.

La Revolución termina a mediados de los años 70 y el padre, ya mayor, regresa a casa. Pero ahí descubre que su esposa sufre de amnesia, ya no lo reconoce y sigue esperando semana tras semana la vuelta de su marido sin darse cuenta de que lo tiene al lado. Con la ayuda de su hija, Yanshi intentará desesperadamente recobrarle la cordura mental a su mujer y recuperar su vida anterior.

Crítica de Regreso a casa

Aquí en nuestro occidente posmoderno parecemos habernos olvidado ya de la censura, la represión, el ahogamiento y el miedo a los que se expone el artista cada vez que pretende enfrentarse al establishment –histórico o no- y no dispone de una opinión pública favorable básicamente porque muchas veces no la hay.

Esos tiempos de fascismo se ven demasiado lejanos. Gozando de la socialmente aceptada libertad creativa, nos atrevemos a despreciar explícitamente o menospreciar, como es el caso de nuestra crítica nacional, trabajos como el que nos atañe del maestro Yimou, donde no encontrarán insultos, ni escupitajos, tampoco manifestaciones explícitas de odio o violencia hacia esa revolución tergiversada que tanto daño causó.

Lo que si verán será una pequeña y cuidada escenografía, cocinada a fuego lento, compuesta por hombres y mujeres trabajadores/as, pequeños comportamientos humanos de lo más universales que conformaran una minúscula historia que pudo haber pasado entre los miles y miles de ciudadanos chinos afectados de antaño que vivieron esos tiempos convulsos de cambio e incertidumbre.

El espectador que solo haga de esta una película light y cobarde, no estará viendo con claridad la belleza con la que Zhang Yimou se sirve en Regreso a casa, la belleza y sutileza de las metáforas perfectamente medidas, sin las cuales esta pequeña historia no sería concebida, una trama intensa que con su fuerza emocional logra ese grado de epicidad imprescindible en temáticas como esta.

Y es que la amnesia colectiva de China ha hecho de esta una región modernizada donde la tradición y la cultura anteriores a la revolución son casi nulas. Llegando a poderse encontrar más elementos folclóricos chinos en regiones asiáticas como Corea o Japón que en la propia República Popular China, constituida por una sociedad nostálgica, claro, pero que con el dolor, la pérdida y el miedo dejó de reconocer el mundo que le rodeaba.

Acerca de Raimon López

Mira esto

Crítica de La casa de la esperanza

Crítica de La casa de la esperanza. La lista de los Żabiński

Correcto y poco novedoso drama sobre una familia polaca que ocultó a judíos en el …

Deja un comentario