martes , noviembre 13 2018
Home / Noticias de cine / Resumen DocumentaMadrid 2017

Resumen DocumentaMadrid 2017

En los visionados de las propuestas existentes pueden gustar o no, a primera vista, pero cualquiera de las películas exhibidas deja su poso, su intensidad y sentido. Este año en cierto modo DocumentaMadrid ha tenido mucha variedad visual, mucho surrealismo trascendental, donde la necesidad de narrar era lo primordial, pero sin perder su gran sentido, donde el significado de la palabra final está muy presente en todos sus ámbitos y aspectos y donde las necesidades vitales son su prioridad.

Cartel DocumentaMadrid 2017

Hay un latente punto de referencia en todas las películas: las carencias, las necesidades de expresión por parte de los protagonistas, la denuncia colectiva e individual, o meramente el hecho de plasmar una vivencia personal que destaca por encima del día a día. Además este año el significado del final o de un punto de partida de algo es un hilo conductor a buscar en cada propuesta.

Untitled, homenaje póstumo a Michael Glawogger

Para saborear Untitled hay que tener una mente totalmente abierta para conjugar y desarrollar el ritmo y puzzle que se extiende en el metraje. Imágenes y narración, poética, convergentes o no, pero nunca paralelas, creando entre ambas partes un mundo imaginario o figura en el mismo aspecto.

Ya que el director inicial no pudo ver el resultado final, se me antoja en cierta forma un homenaje al mismo, dibujando en pantalla un viaje final. Mucha metáfora comprendida que acierta en imágenes, y que cada escena, aunque parezca que no, tiene una conexión con la siguiente situación, no tanto posiblemente en narración de voz off, que queda a una gran libre interpretación con gran profundidad y ritmo poética que es contrapunto con lo visual.

Calabria, una road movie calabresa

Visualizando una road movie calabresa no se sabe muy bien si nos encontramos ante una situación dramática por el entorno que recrea, el viaje de una funeraria, o por lo contrario una cierta comedia por parte de los protagonistas que en su carisma y semblante intentan desdramatizar el fondo de su trabajo.

Calabria es un trabajo con una narrativa sencilla y directa, pero al que le falta un pequeño empuje de realismo para que llegue del todo al espectador. Eso sí, impecable su fotografía.

Stranger in Paradise de Guido Hendrikx

Para ver una de las mejores película exhibidas este año en DocumentaMadrid nos tenemos que pasear por la sección Fugas y ver Stranger in Paradise, una recreación de distintas formas de hacer visualizar y tratar a los emigrantes a la llegada a una frontera y con un psicólogo haciendo las veces de tabla rasa de medir las necesidades de las personas. Diversas perspectivas que harán que uno se inquiete y se indigne en la butaca hasta poder ver también la parte humana de aquél que tiene una nacionalidad estable.

Los Niños de Maite Alberdi

Crítica de los Niños

Maite Alberdi vuelve a Festival con una propuesta sencilla, directa y con mucha sentimentalidad. Los niños, la vida de esos adultos encerrados en una mente de los más pequeños de la casa, con Síndrome de Down, y viendo sus carencias sociales de cara a poder tener y hacer una vida independiente.

El remolino de Laura Herrero Garvín

El remolino que se alzó con el Premio al Mejor Largometraje de la Competición Nacional de Laura Herrero Garvín nos hace pasear por el río Usumacinta, viendo como los altibajos de su caudal influye en las vidas de los que viven a su alrededor.

Es totalmente hipnótica, una música que envuelve junto con su viaje visual ante una cultura y vidas que se ven frenadas por los límites de las tierras y de las propias personas. La cámara en esta cinta es otro protagonista más, busca en cada rincón, en cada suspiro de los protagonistas, incluso el rio.

Machines, mención Especial del Jurado

Para que todos nosotros, los que vivimos en una ciudad del primer mundo, sin problemas a la hora de comprar productos de primera necesidad no estaría mal el visionado de Machines, que recibió la Mención Especial del Jurado al Largometraje (Ex Aequo) en la competición Internacional, y cuando vayamos a cualquier franquicia o tienda de ropa nos acordemos de las situaciones que viven y sufren quienes fabrican muchas de las telas que consumimos. Una bocanada de realidad que golpea en la moral social.

El pacto de Adriana, de Lissette Orozco

Para directamente revolverse en la butaca como espectador, hay que lanzarse a ver El pacto de Adriana, de Lissette Orozco, documental chileno que remueve viejas heridas de la dictadura y de las sombras existentes en las familias que encierran secretos que hubieran sido mejor no descubrir.

La propia directora, Lissette, durante siete años investiga a una de sus tías, quien ha sido durante toda su vida su referencia, acaba siendo una gran desconocida con un pasado oscuro. Es profundo, duro y con una gran carga emocional, donde se encierran las mentiras que tapan las brutalidades que se cometieron años atrás en la dictadura que se esconden pero cuando salen a la luz se justifican. La directora ha conseguido sin enseñar, plasmar una crudeza que la ha hecho rectificar en su posición familiar y sobre todo ante la propia vida. La realidad no es tan agradable como uno quisiera, El pacto de Adriana lo demuestra.

El mar la mar de Joshua Bonnetta y J.P. Sniadecki

El mar la mar, es esa combinación de realismo con una propuesta fuera lo habitual en todos los aspectos, las voces y las imágenes son distantes pareciendo incluso virtuales, pero su enigma se encuentra en encontrar el equilibrio entre la narración y el fondo, ahí es cuando la fusión en su conjunto se deleita, y donde se agolpa una realidad latente, que lejos de Europa, de esas fronteras que coartan a los inmigrantes, nos enfrentamos al desierto de México donde su frontera en silencio tiene muchas historias que contar.

Converso de David Arratibel

En ocasiones cuando uno lee la sinopsis no le atrae nada la película, pero luego después del visionado uno descubre que nada es lo que parece. Converso es uno de esos casos, David Arratibel, su director, abre las puertas de su familia para contar desde el corazón como fue la trasformación de cada uno de sus miembros al catolicismo, y como reaccionó él ante esa situación. Tratado con normalidad, la profundidad de los sentimientos de los protagonistas se guían por la verdad y por el humor, no me esperaba que la propuesta me sacara más de una risa y sonrisa.

Aunque en Cineralia nos hubiera gustado disfrutar de muchos más documentales, los que se han visto se han disfrutado en mayor o menor intensidad. Se agradece el riesgo que ha habido en la selección de este año, y cambios que se notaron desde la rueda de prensa. Una edición mucho más activa en prensa en redes sociales, con mucha más información para el público asistente, con gran calidad y calidez. Muchas gracias y hasta el año que viene.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Festival de cine documental de Cádiz

Alcances, Festival de cine documental de Cádiz

La realidad y la no ficción se entrecruzan en la línea del documental, de narrar …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.